Facebook Twitter Google +1     Admin

Chile: LA PSU Y LOS LICEOS MUNICIPALIZADOS

por tribunachilena el 11/01/2007 11:47, en Nacionales

20070111154713-noticia-5898-normal.jpgEnviado el Jueves, 11 enero a las 09:43:17
Los recientes resultados de la PSU, que anotan una nueva baja en el rendimiento de los egresados de los colegios municipalizados, no debiera ser una sorpresa para nadie.

Cuando la ex ministra de Educación Mariana Aylwin, anunció el cambio de la Prueba de Aptitud Académica por otra prueba que midiera conocimientos en vez de aptitudes, los periodistas que estábamos en la conferencia de prensa le dijimos que eso iba a significar un retroceso en las posibilidades de los estudiantes de colegios municipalizados para llegar a la universidad.

La observación era simple. En los colegios municipales les pasan apenas la mitad de las materias programadas, aunque los informes oficiales digan otra cosa, porque el sistema ha sido siempre así. No es solo una cosa de hoy, sino ya desde hace cuarenta años, cuando estudié en un liceo fiscal que se consideraba de élite. Solo en la universidad pude tener alcance al conocimiento de ciertas materias que se suponía las había visto en el colegio.

Muchos eran los alumnos que remediaban esas carencias con el interés propio por estudiar y desarrollarse, leyendo por si solos; asistiendo a conferencias; viendo películas que se transformaban en educativos, haciendo análisis y comparaciones, que les daban una cierta aptitud para discernir, ejercer el raciocinio y formarse aptitudes por cuenta propia. Además las familias, especialmente cuando eran de sectores medios o intelectuales, los potenciaban mucho más.

Pero el ministerio de Educación, pese a que lo ha negado oficialmente, ciertamente se vio apremiado por un organismo internacional para reemplazar la prueba, a cambio de un préstamo de 400 millones de dólares para mejorar la calidad de la Educación. La exigencia era evaluar la calidad de la enseñanza al egresar los jóvenes de la enseñanza media, como una SIMCE para cuartos medios. Como no tenían recursos para hacerlo y resultaba absurdo que les tomaran dos pruebas diferentes a los mismos jóvenes, resolvieron hacerlo cambiando la vieja Prueba de Aptitud Académica, que era antigua, pero no mala.

La ministra dijo entonces que el cambio no debería tener los efectos previstos, porque iba a mejorar la calidad de la enseñanza en los liceos. Pero al cabo de algunos años los resultados son evidentes: cada día la enseñanza de los colegios municipales tiene menos prestigio, condenando a sus estudiantes al fracaso educativo, primero; y a la frustración humana, después.

Como si fuera poco, se ha tirado por la borda el esfuerzo que puede realizar la familia y el autoaprendizaje, que muchas veces tiene un valor mucho más significativo que el aprenderse las materias de memoria en el aula.

El tema exige una revisión, porque en los miles de jóvenes que se sentirán frustrados, se anidan la rebeldía y la violencia, al sentirse impotentes de poder cambiar el destino de sus vidas. Y un indicador ya fue la revolución de los "pingüinos" de mayo pasado.

Por Ricardo Urzúa. El autor es periodista y académico chileno. Especialista en temas de educación.

Santiago de Chile, 11 de enero 2007
Crónica Digital


¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Enlaces

Algunos sitios recomendados

    Secciones

    Todas las secciones del blog