Facebook Twitter Google +1     Admin

Debate culpó al Estado de asfixiar prensa que combatió a Pinochet

por tribunachilena el 08/12/2006 20:52, en Nacionales

20061209005250-foto17120061207211758.jpgLos panelistas coincidieron en que los medios que ayudaron a derrotar a la dictadura resultaron incómodos para el pacto de transición que la Concertación y el Gobierno de Aylwin hizo con las FFAA y el ex dictador.



Jorge Escalante
La Nación

Fuertemente criticados resultaron los partidos y especialmente los gobiernos de la Concertación en el debate público organizado por La Nación en la Plaza de la Constitución entre el 6 y 7 de diciembre, acerca de las causas por las que, reconquistada la democracia, desaparecieron todos los medios de comunicación que ayudaron a derrotar a la dictadura.

Los diversos expositores y gran parte del público que participó del debate con su opinión, coincidieron en que, a partir de 1990, estos medios resultaron incómodos para los primeros gobiernos de la Concertación, que pactaron la transición a la democracia con las Fuerzas Armadas y principalmente con el ex dictador Augusto Pinochet, asegurándole que no se tocarían los pilares de amarre que dejó su régimen en la Constitución de 1980.

De acuerdo a lo expuesto por los panelistas que participaron en el foro, la continuidad de estos medios entorpecía la pactada transición porque querían seguir manteniendo una prensa crítica, fiscalizadora, y sobre todo denunciante de los episodios hasta entonces desconocidos de la represión y el régimen militar.

En las exposiciones el ex director de la revista Análisis, Juan Pablo Cárdenas, responsabilizó directamente al ex Presidente Patricio Aylwin de, a través de su ministro Secretario General de Gobierno, Enrique Correa, de bloquear una importante ayuda económica que el gobierno de Holanda ofreció a comienzos de la década de los 90 a los diarios “Fortín Mapocho” y “La Época” y a las revistas “Análisis”, “Apsi” y “Hoy”, para que pudieran subsistir al menos un tiempo más. La advertencia que se hizo al Gobierno holandés fue que estaba “interviniendo en los asuntos internos” del Gobierno chileno, según Cárdenas.

Otro ejemplo entregado en ese mismo sentido por el ex periodista de “Fortín Mapocho” Sergio Gutiérrez fue que, siendo él subdirector de “Fortín” a comienzos de 1990, el presidente de Polla Chilena de Beneficencia, lo llamó para informarle que desde La Moneda había recibido la orden de cortar el avisaje que la Polla publicado en “Fortín”.

De acuerdo a los panelistas, todos estos medios escritos al igual que algunas radios y revistas culturales como “La Bicicleta” y “Pluma y Pincel”, sufrieron el mismo destino.

Publicidad estatal

Otra de las causas por las que según los expositores desaparecieron estos medios que combatieron a la tiranía arriesgando las vidas de sus periodistas, fue la “vergonzosa” concentración de la publicidad estatal en el duopolio derechistas de “El Mercurio” y “La Tercera” (Copesa). Como lo expuso el ex director de “Apsi” Marcelo Contreras: “El Mercurio” recibe 50% de ésta, mientras “La Tercera” capta 39%, quedando apenas 10% sobrante.

Para el gerente general de la Empresa Periodística La Nación S.A., Francisco Féres, la iniciativa de La Empresa Periodistica La Nación S.A. apunta a que, finalmente, se abra un debate político y parlamentario “para asegurar la descentralización y la diversidad de los medios de comunicación, lo que debe ser regulado por ley”, incluyendo por cierto una redistribución equitativa y racional de la publicidad estatal.

En el mismo sentido se han venido planteando en el último tiempo, medios como “Punto Final”, “El Siglo” y “The Clinic”.

El subdirector responsable de La Nación, Rodrigo de Castro, recordó cómo a fines de los 80 el Banco del Estado financió a la prensa escrita de derecha cuya situación económica era desastrosa y se encontraba virtualemnte en quiebra. La deuda de más de 140 millones de dólares fue en parte condonada,

Respecto a la situación discutida en el foro la Cámara de Diputados ha creado una comisión especial para investigar los criterios usados por el Gobierno y entes estatales para colocar sus avisos publicitarios en los medios de comunicación.



El periodismo

El periodismo chileno tampoco salió bien parado del encuentro, puesto que recibió críticas del público asistente por su marcada “falta de irreverencia y uniformidad” y su excesiva “autorreferencia”. Como esa irreverencia se manifestó antes del golpe militar, tanto durante la Unidad Popular como previo a éste, se presumió que, sin tener una explicación empírica, ello es otra de las consecuencias del modelo neoliberal imperante que ordena y manipula el comportamiento de la sociedad en función de sus objetivos.



¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Enlaces

Algunos sitios recomendados

    Secciones

    Todas las secciones del blog