Facebook Twitter Google +1     Admin

Yo acuso: los que mataron a esos niños son Paz Ciudadana y la ley que creo las cárceles para niños

por tribunachilena el 30/10/2007 11:49, en Opinion

20071030154942-incendio6.jpg

 

Por: Isidro Peñasco

La querella por la muerte de diez niños en Puerto Montt debería ser en contra de la Fundación Paz Ciudadana, la UDI y el Opus Dei. Por responsabilidad intelectual en las muertes.

Fue la Fundación de Agustín Edwards la que influyó y presionó con su histeria por los robos en Las Condes y otros lugares usando el poderoso instrumento de influencia política que maneja: el diario El Mercurio de Santiago, para que aprobaran la ley que permite encarcelar a los niños de 14 en Chile, y fue la UDI, dirigida por la secta española fascista Opus Dei la que logró aprobar una ley que penaliza a los muchachos de 14.

Sin dejar de mencionar a la Concertación que intenta desesperadamente aparecer como “acusadora” a través del Senador Escalona, para que los chilenos no los metan en el mismo saco que la derecha que clama por la “delincuencia” y hace campaña y ya está a punto de aprobar la “detención por sospecha”, (posiblemente con la complicidad de algunos de la Concertación en el Parlamento), con lo cual regresaríamos a los tiempos en que Pinochet aún era Comandante en Jefe del Ejército y amenazaba a todo Chile y en especial a los muertos de miedo de la Concertación en el gobierno.

El resultado está a la vista y lo hemos estado viendo en Chile desde que se implementó la aberrante ley.

Ni Carabimneros, ni gendarmería ni el SENAME han sido capaces de enfrentar el tema con seriedad y con los conocimientos que se requieren. Los Centros de Rehabilitación son meras y simples cárceles en las que los chicos vegetan y están presos, como delincuentes comunes y corrientes. Recursos tienen para regalarles a los extranjeros las minas de cobre, financiar las metidas de pata de empresarios privados en el Transantiago, pero para implementar un sistema de rehabilitación que merezca ese nombre o crear escuelas profesionales o dotar a las escuelas primarias y secundarias de Chile de profesores, elementos didácticos, becas, comedores, internados, para eso no tienen. No hablemos de los miles de millones que están depositados en el extranjero, tanto de las ganancias extraordinarias del cobre estatal, como de klos ahorros de los chilenos entregados obligatoriamente a las AFP. Esa plata genera trabajo, credito y genancias en el extranjero y en Chile sólo los miserables intereses de una cuenta de ahorro.

Chile está en crisis porque el modelo implantado por la dictadura lo está.

La negación de la realidad y el negarse a aceptar que los jovenes que roban son ladrones porque el sistema, el modelo de desarrollo no ofrece nada para ellos, porque están demás. Ni educación, ni capacitación ni trabajo ni futuro hay para ellos en el marco del “modelito”.

La estadistica lo dice claramente en Chile.

El Instituto Nacional de Estadísticas y censos publicó las siguientes cifras que son reveladoras de la situación.

En 1998 estaban matriculados en el sistema educacional básico chileno un total de 2 millones 274 mil 414 niños de ambos sexos. En la enseñanza media esa cantidad se reduce a 848 mil 936 alumnos y alumnas. La diferencia son los niños que no se matricularon en la enseñanza media y son 1 millón 425 mil 478.

Es posible que un porcentaje de ese millón y medio de jóvenes hayan encontrado un lugar donde aprender una profesión o trabajen con su familia, pero de todas maneras es un escándalo que casi un 50% de los escolares chilenos no pasen a la enseñanza media, despues de la básica.

¿Donde se educan? ¿Que hacen?. La ley que los declara delincuentes no soluciona ese problema. Mas aún, los que se matriculan en la enseñanza superior son 402 mil 943. Se quedan el camino con la media terminada o no, mas de un millón de jóvenes.

Es evidente que para ellos, tanto los que abandonan antes de la media y los que salen o no de la media terminada, el modelo, el país donde nacieron y del cual son titulares de derechos y deberes, no les puede ofrecer nada realmente.

Sin profesión, con los programas de la enseñanza media que entregan “maestros chasquillas” que saben de todo un poco y mal, deben buscar trabajo donde los acepten y calificarse en el mismo trabajo en forma desordenada, sin método, sin una coherencia con el mundo en que viven y las necesidades de la economía. Los opinólogos, los gurus autodesignados, los politólogos que aprendieron como si vivieran en los EEUU, todos se quiebran la cabeza llorando porque la juventud no quiere nada, no se inscribe en los registros electorales y repentinamente aparece en las calles apedreando y mostrando su furia causada por la fruistración y todas esas inteligencias brillantes no se les ocurre otra cosa que dictar leyes represivas, encarcelarlos y criminalizarlos...realmente trágico.

Finalmente viene la Fundación Paz Ciudadana, aliada con lo mas reaccionario de Chile y despacha una ley por la que se lo debe encerrar en cárceles para sacarse el problema de encima.

Claro los empresarios se benefician de esta situación. No es casualidad que un 20% de los puestos de trabajo existentes en Chile sean ocupados por “tercerizados”, es decir personal “arrendado” a una empresa mayor, la que paga el “arriendo” a un “empresario” el que paga a su vez lo menos que puede a sus trabajadores. Esta institución es en sus bases igual que la encomienda de la colonia. Los encomenderos “arrendaban” a sus indios encomendados en los lavaderos de oro y en las minas, haciendo ganancias ingentes con ello.

¡Y tiene la desfachatez de denominar “moderna” a toda esta parafernalia cínica!.

Realmente, los que deberían estar acusados son los que aprobaron la ley que encierra a los niños en cárceles...

Publicado el : |2007-10-24|


¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Enlaces

Algunos sitios recomendados

    Secciones

    Todas las secciones del blog