Facebook Twitter Google +1     Admin

España: ¿Qué supone la reforma laboral?

por tribunachilena el 12/03/2012 21:53, en Movimiento Obrero

20120313015346-arton791.jpg

Por Santiago Lupe

 

 

CIENTOS DE MILES DE NUEVOS PARADOS “Amnistía patronal” para el despido libre y barato

De manera general se rebaja la indemnización para los despidos improcedentes de 45 días por año trabajado a 33.

Pero lo más sangrante es que se convierte en “procedentes” casi todos los futuros despidos en los próximos años. Bastará con que la empresa alegue pérdidas, caída de ventas o de ingresos, durante tres trimestres para que pueda echar a los trabajadores que considere por 20 días. En los próximos años de recesión y crisis será difícil que alguna empresa no cumpla algunas de esas tres condiciones.

Gracias a la última reforma laboral del PSOE de esos 20 días el empresario puede pagar sólo 12, y los otros 8 el FOGASA. Es decir gracias al PP y al PSOE se iguala a fijos y precarios, pero a la baja. Al empresario le saldrá a 12 días despedir a uno y a 8 al otro.

ERE´s express

Cuando un empresario quiera despedir al 10% de su plantilla podrá hacerlo acogiéndose a las mismas razones que el despido procedente. Pero además lo hará sin negociación alguna con los sindicatos. El previo acuerdo sindical y la autorización de la Administración laboral de los ERE´s quedan anulados.

Estas medidas también podrán aplicarse sobre los 700.000 trabajadores públicos laborales y los 150.000 trabajadores de empresas públicas. El PP deja claro por donde quiere seguir metiendo la tijera presupuestaria.

Enfermos y poco productivos, a la calle!!!

También los trabajadores que se consideren poco productivos o que tengan una alta tasa de ausentismo (por más que esté medicamente justificada) podrán ser despedidos procedentemente. Concretamente a partir de 9 días en dos meses. Además ni siquiera en sectores insalubres o con alto índice de lesiones (cadenas, química, basuras...) se tendrá en cuenta la media de ausentismo del sector.

BAJADA GENERALIZADA DE SALARIO Y DERECHOS Se liquidan los convenios colectivos, todos al Estatuto de los Trabajadores

El PP nos lleva de vuelta a la oscura España de los 50, la anterior a la Ley de Convenios Colectivos del Franquismo de 1963.

Las PYMES (el 98% de las empresas) podrán imponer a sus trabajadores convenios de empresa peores que los provinciales o estatales. Es decir un patrón reúne a sus decenas -en el mejor de los casos- trabajadores y les dice, o aceptáis estas rebajas, o mirar toda la batería de posibilidades que tengo ahora para dejaros en la calle por la vía rápida y barata. Los cientos, miles de empresas (sobre todo PYMEs), sin Comité de Empresa ni delegados, están literalmente a la suerte del patrón, casi relaciones individuales de explotación. El único límite lo marcará el Estatuto de los Trabajadores y el Salario Mínimo.

Para las empresas con más tradición sindical o convenios mejores que el provincial, normalmente las más grandes, se imponen otras medidas. La primera es facilitar que el patrón pueda dejar de cumplir el convenio unilateralmente, es decir convertirlo en papel mojado. La otra es que hasta ahora si un convenio no se renovaba seguía vigente el anterior. Esto daba cierta posición de ventaja a los trabajadores, pues contábamos con un suelo de conquistas garantizado (las acumuladas durante años) a los que no teníamos porque renunciar. Si el patrón no quería otro convenio que por lo menos las respetase seguíamos con el viejo. El problema es que un convenio bloqueado suele implicar que las tablas salariales no se renuevan y tu sueldo queda congelado (esa era el arma de presión de la patronal para pedir recortes de condiciones, que sobre todo para los trabajadores nuevos o precarios, muchos dirigentes sindicales han aceptado alegremente estos años). Ahora la correlación de fuerzas cambia drásticamente. Si el convenio no se renueva en dos años deja de ser válido -ZP ya había adelantado algo en este sentido, con su reforma había resuelto que dictaría un laudo arbitral- y se pasa al de nivel superior (si era provincial, al estatal y si era estatal.... al Estatuto de los Trabajadores y el Salario Mínimo!!!). Una pistola en la cabeza de los trabajadores para que “o renuevas tu convenio con las condiciones que quiere el patrón, o lo pierdes todo”. Todo un ataque a los convenios con más derechos adquiridos, los de las grandes empresas y sectores con más tradición sindical (automóvil, metal...).

La juventud trabajadora, carne de cañón para las PYMEs

El contrato para jóvenes es quizá una de las cuestiones más enervantes. Aprovechándose del 50% de paro juvenil el PP quiere que las PYMEs puedan hacer uso y abuso de este verdadero “ejército de reserva”.

Se facilita el acceso de modo esclavista a este sector de la clase trabajadora vendiéndonos casi a “precio de coste”. Se inventan un contrato para las PYMES de menos de 50 trabajadores (el 95% de las empresas) en el que al empresario le salimos casi gratis. De entrada si contrata a un parado menor de 30 años le sueltan 3000 euros de ayuda directa, más descuentos en las cotizaciones a la seguridad social que pueden llegar a 3.600 euros, más una rebaja de las cotizaciones al desempleo del 50%... lo que no aclara la reforma es si el primer día de trabajo nos harán salir de una tarta, porque somos un regalazo. Pero lo peor son las condiciones en que nos obligan a trabajar. O bien con un contrato de aprendiz (cobrando el 60% del salario) o bien con este nuevo contrato que: el patrón te paga el 75% del salario, el otro 25% te lo pagas tú de tu prestación de desempleo no consumida (si luego te vas al paro, te las arreglas). Durante el primer año estás a prueba, es decir tu coste de despido es cero. ¿Y cuanto duran estas ventajas para el patrón? Qué casualidad!!! Un año.

Los parados a trabajar gratis para la Administración...

Se ponen en marcha toda una serie de medidas para criminalizar y perseguir a los parados que cobran el subsidio de desempleo u otra prestación. Se trata de hacer uno de este “ejército de reserva” y disminuir el coste de las prestaciones por desempleo para poder seguir pagando los intereses de la deuda a la banca y los mercados.

El refuerzo de las inspecciones contra el fraude fiscal que cometen anualmente muchos “grandes de España” tendrá que esperar. Eso sí, para acabar con el parado que se busca la vida, que hace alguna “chapuza”... para eso no se escatimará en medios. Nos gustaría ver a Rajoy y sus ministros sobreviviendo con 420 euros al mes como tienen que hacer cientos de miles de familias. Además se impone la oferta de empleo obligatoria, con la que el parado perdería su prestación si rechaza 3 empleos ofrecidos por el INEM o una ETT, más allá de que el puesto de trabajo ofrecido le haga reducir sus ingresos mensuales.

Y por si esto fuera poco se quiere obligar a los parados con prestación a realizar trabajos a “la comunidad”, mediante conciertos con las administraciones públicas. ¿Qué quiere decir esto?, que muchas labores de mantenimiento, jardineria, cuidado de menores, de mayores... que hasta ahora desempeñan de forma remunerada trabajadores públicos, posterior a su despido -que se está dando en masa en ayuntamientos y comunidades- pasarán a realizarlo trabajadores de manera gratuita.

… a morirse de hambre

Pero además al enfocarse un aspecto de la Reforma en poner a trabajar, aún en las peores condiciones, a los parados con prestación o subsidio, aquellos que ya la han agotado, es decir que no cobran nada, serán los últimos de la fila para poder acceder a alguno de estos trabajo basura. Es decir la situación para aquellos que se encuentran inmersos o al borde de la más absoluta pobreza se hace cada vez más difícil. Esta reforma promete incrementar el número de personas sin hogar, por debajo de la línea de la pobreza, desnutrición infantil... Y sigue...

La reforma sigue con otros regalos a la patronal. 4500 euros por cada parada mayor de 45 años contratada, 4200 si es varón, 50% de bonificación en las cuotas empresariales para los 240 primeros días de ERE temporal... El ataque deja pequeña cualquier reforma laboral anterior, ni la del 94, ni la del 97 que abrieron paso a la precariedad laboral que conocemos, ni la de 2002 que se echó atrás parcialmente (cuyas medidas más sangrantes están contenidas como un capitulito de ésta)... En cosa de dos años los costes laborales en el Estado español van a caer el 25-30% que demandaba hace unos meses el FMI, vamos hacia una pauperización acelerada que va a dejar pequeña la vivida en estos 4 años de crisis.



¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Enlaces

Algunos sitios recomendados

    Secciones

    Todas las secciones del blog