Facebook Twitter Google +1     Admin

CHILE, POBRE PAÍS RICO.

por tribunachilena el 31/08/2007 13:13, en Opinion

20070901163446-20070613174130-chonchol.jpg

 

Eniado por el autor

 

"Las revoluciones no se hacen por menudencias, pero nacen por
menudencias". - Aristóteles

Mario H. Concha Vergara*

Si la ultra izquierda chilena, siempre poco dispuesta al diálogo,
supiera como es la verdadera situación social de países como
Argentina, Bolivia, Perú, Paraguay, Venezuela, Nicaragua, por poner
algunos ejemplos, no le haría el juego a la ultra derecha que
considera que las protestas de unos diez mil manifestantes en el país,
quienes se trenzaron en una acostumbrada lucha callejera en contra de
Carabineros, con más de 700 detenidos, tres docenas de policía
heridos, nueve de ellos de gravedad pues, salieron a relucir las ramas
de fuego, fueron justas. Jamás las protestas con saqueos, con
destrucción de bienes públicos y privados, que afectaron a los
sectores más pobres de Santiago, podrán ser justas.

El diálogo, la concertación, el aporte de ideas es lo justo.

Lamentablemente, parlamentarios como el senador Navarro Brain, quien
tiene aspiraciones presidenciales, que por ese camino no lo llevarán a
ninguna parte, o terminará como el compañero Altamirano, a quien
tuvieron escondido en un gallinero tras el golpe fascista de 1973.

Anarquía

Es inconcebible ver como los grupos anárquicos del PS, partido de la
presidenta Bachelet, del PC y del Partido Humanista, que más bien
actúan como extraterrestres, le hagan el juego a la ultra derecha que
quiere por todos los medios sacarse de encima a Bachelet. Estos
individuos obviamente no vivieron la negra noche del fascismo criollo
y, además, reciben ayuda, que no pueden negar, del fascismo caribeño
disfrazado de izquierdista.

¿No se han preguntado los líderes de las protestas violentas chilenas
por qué partidos como el Partido Comunista de Venezuela, como Bandera
Roja, Podemos, el MAS, etc., a los cuales no pueden acusar de pro
imperialistas o pro neoliberales, no apoyan la reelección permanente,
de por vida del presidente Hugo Chávez de Venezuela ni apoyan la
creación del Partido Unificado Socialista de Venezuela, cuyo
presidente es el propio Chávez y cuya directiva fue nombrada por
Chávez?

¿No se han preguntado esos chilenos revolucionarios quemadores de
neumáticos y revolucionarios de pacotilla ¿por qué los más destacados
guerrilleros de Venezuela, esos que estuvieron en las montañas y que
fueron heridos, perseguidos y torturados por el mismo ejército que hoy
se declara socialista y revolucionario, no apoyan al gobierno de
Chávez. Si me nombran a uno sólo, de los cientos de guerrilleros que
aún viven su decencia revolucionaria, que no se ha prestado a la
corrupción ni al robo de la cosa pública, pensaré que ellos tienen la
razón y yo no...

Estos pseudo revolucionarios se olvidaron que el Muro de Berlín, que
equivocadamente defendíamos, cayó. Que la URSS se acabó, que Cuba,
dirigida por Raúl Castro (quien por cierto está pasando sus vacaciones
en la imperialista y capitalista Riviera francesa) está abriendo el
país a la inversión extranjera y al traspaso de mando a través de
elecciones populares; se olvidan de que en Viet-Nam, si el mismo
Viet-Nam por el cual los verdaderos izquierdista dimos nuestra sangre
en forma solidaria, se abrió a la inversión extranjera, especialmente
norteamericana y francesa y que el país está propiciando el libre
mercado, lo mismo la República Popular China.

 

Y esos países, que aúntienen regímenes controlados por el Partido Comunista, no están en
contra de las reformas económicas, ni en contra de la globalización y,
al parecer, sus leyes sociales son más precarias que las de Chile. Las
diferencias con Chile son, además, profundas. En esos países,
compañeros, no se puede hacer huelgas, aún asesinan a obreros y
periodistas disidentes, las libertades individuales casi no existen.
¿Eso es lo que quieren para Chile? No, gracias; eso ya lo tuvimos con
Pinochet.

¿Neoliberalismo en Chile?

El ministro de Hacienda, Andrés Velasco, declaró en torno al paro
propiciado por la Central Única de Trabajadores que: "Hablar de
neoliberalismo en el Chile de hoy y en el gobierno de la Presidenta
Bachelet me parece una caricatura absolutamente ridícula. Este es un
gobierno que ha continuado con la tradición de los anteriores tres
gobiernos de la Concertación, en cuanto a combinar crecimiento
económico con políticas sociales muy audaces y con una importante
disminución de la pobreza y la desigualdad", y eso es cierto, en Chile
la economía manejada por el Estado chileno es superior al 60% de la
renta y riqueza nacional.

 

Y, la seguridad social de Chile sigue, de
lejos, siendo la mejor de América Latina, incluyendo el Caribe.
Lo que sucede amigos es que en Chile, país de América, después de
EE.UU., con la menor tasa de desocupación, los sueldos y las pensiones
son malos, son inmorales, son antiéticos y hacia allá deben ir las
protestas y la concertación de opiniones. En Chile, como en toda
Latinoamérica, los patronos no entienden una tesis muy simple: buenos
salarios producen ahorro; ahorro produce inversión productiva,
inversión productiva produce fuentes de trabajo; buenos salarios
significa expansión en el consumo, esta, a la vez, significa aumento
de la producción para satisfacer la demanda. ¿Es esto tan complicado
compañeros? ¿Se han preguntado ustedes cuanto ahorran los venezolanos?
Los venezolanos, a cuyo gobierno tanto admiran ustedes, claro porque
reciben ayudas de él, ni les alcanza para ahorrar.

 

¿Saben ustedes que la deuda externa de Argentina es de 175 mil
millones de dólares y el país está en "default"; que la deuda externa
de Venezuela es de 75 mil millones de dólares y que la de Chile no
supera los 4 mil millones de dólares?

 

¿Saben ustedes que en Venezuela faltan mas de 2,8 millones de
viviendas y que todos los días hay protestas por eso? -¿Saben ustedes
que los servicios médicos no funcionan? Y que el gobierno reconoció,
por medio de su ex ministro de Educación Aristóbulo Istúriz que del
millón y medio de personas alfabetizadas sólo 500 mil aprendieron a
leer y escribir...
Métodos

Creo compañeros que hay que buscar otros métodos de lucha. No le hagan
el juego al latente golpismo. ¿O creen acaso que las heridas de los
setenta están cerradas? ¿Creen ustedes que la justicia que se está
aplicando en contra de los asesinos pinochetistas tiene a la casta
militar y ultra derechista muy contenta? No le hagan el juego al
fascismo, sea este de izquierda o de derecha...

Lo que hay que concertar con el gobierno es que se acabe la demagogia
y burla a la gente; por ejemplo, la Pensión Básica que se aprobó de 75
mil pesos es una infamia, una burla a quienes nunca impusieron su
seguridad social. En Chile no debe existir pensiones menores a 500
dólares ni salarios menores a 700 dólares. Esa es la lucha que deben
llevar a cabo pero sin destrozar bienes ni fuentes de producción.
¿Quiénes ganan con los saqueos y destrozos? Obviamente los enemigos de
los trabajadores.

Chile es un país democrático y se supone que educado. Y, en democracia
todo el mundo tiene el derecho a protestar pero, no el derecho a
destruir. Miles de chilenos dieron su vida para que el país viva en
paz y armonía con una sólida justicia social.
No ayuden a que seamos un pobre país rico.

 

La historia de Chile siempre ha cobrado nuestros errores. Ser izquierdista no significa ser
destructor. Los revolucionarios deben crear y ser creativos, no
destructivos, la fuerza lleva consigo la represión, la represión el
dolor, y el dolor la pérdida de la fe; así de simple...



¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Enlaces

Algunos sitios recomendados

    Secciones

    Todas las secciones del blog