Facebook Twitter Google +1     Admin

Bachelet afirma que medida argentina sobre bencinas no es comprensible y afecta integración

por tribunachilena el 12/07/2006 14:52, en sin tema

20060712185259-foto17120060711220348.jpgl Gobierno espera abordar la situación con Argentina en la cumbre del Mercosur que se desarrollará los días 20 y 21 de julio en Córdoba (Argentina) y en la próxima reunión de la Comunidad Sudamericana de Naciones. “Será materia que conversaremos con los distintos presidentes para mirar cómo avanzar más bien en mayor integración”, señaló Bachelet.



Carolina Miranda
La Nación

La determinación del Gobierno argentino del Presidente peronista Néstor Kirchner de subir el precio de las bencinas a los vehículos con patente extranjera que circulen por su territorio obligó a la Presidenta Michelle Bachelet a convocar a una reunión especial a sus ministros de Hacienda, Andrés Velasco; Energía, Karen Poniachik, y Relaciones Exteriores, Alejandro Foxley. La idea del encuentro -que se realizó en la tarde en La Moneda- fue analizar los cursos de acción que seguirá la administración Bachelet en el escenario que comenzó a conformarse el lunes, cuando la Casa Rosada anunció su decisión.

El cuadro -admiten fuentes diplomáticas- no es fácil, porque a la resolución de aumentar el precio de las bencinas se suma la medida de traspasar a Chile, Brasil y Uruguay el mayor costo del gas que aplicará a Buenos Aires el Gobierno de Bolivia a partir del 15 de julio.

Todo esto, explican en La Moneda, no sólo enturbia los vínculos bilaterales, sino que también los regionales, pues en los últimos meses los poderes ejecutivos de América Latina han propuesto lograr mayor integración en la zona, objetivo al cual no contribuyen las determinaciones que en materia de combustibles ha adoptado Buenos Aires.

Según ha trascendido, en el encuentro Bachelet instruyó a los ministros sectoriales analizar cómo evitar que las medidas trasandinas tenga un impacto importante en la situación interna, así como también mantener una estricta coordinación comunicacional. De esta forma, explicaron fuentes de Gobierno, se aspira a evitar que existan dos versiones sobre el impasse con Argentina. Esto sucedió el lunes reciente, cuando el ministro portavoz, Ricardo Lagos Weber, y Poniachik bajaron el perfil a la decisión trasandina, afirmando que se trataba de una determinación de carácter doméstico, mientras el canciller Foxley la definía como abiertamente contradictoria.

La cumbre interministerial se produjo horas después de que la Presidenta Bachelet decidiera intervenir en el contencioso con Argentina para expresar sus aprensiones respecto de la disposición de Kirchner y, de paso, respaldar a Foxley.

“Estamos en la línea de avanzar hacia una mayor integración en todos los terrenos: comercial, turístico, flujos de vehículos, flujos de persona y, en este sentido, esta medida no nos parece comprensible, no nos parece que apunta a mayor integración”, afirmó Bachelet tras participar en el 50º aniversario del Colegio de Periodistas.

Para La Moneda la decisión de la Casa Rosada no sólo resulta incomprensible porque atenta contra el fin de la integración regional, sino además porque no fue informada con anterioridad y en forma oficial a la delegación chilena -integrada por Poniachik y el subsecretario de Relaciones Exteriores, Alberto van Klaveren- que viajó a Buenos Aires la semana pasada a reunirse con sus homólogos argentinos para determinar el precio con que Buenos Aires venderá gas a Santiago.

Otro elemento que complica a palacio es la presión que ha comenzado a ejercer la derecha, sector que ‘estructuralmente’ desconfía de Kirchner y que está dispuesta a pasarle factura a la Presidenta por su política de alianza estratégica pactada con el gobernante trasandino.

Por ello, Bachelet explicó ayer que si bien la medida no afecta sólo a Chile, sino que se extiende –además- a Uruguay, Paraguay, Brasil y Bolivia, “quiero ratificar lo que ha señalado el día de ayer (lunes) el canciller Alejandro Foxley”.

Esta materia, en todo caso, agregó la Mandataria, será analizada en la cumbre del Mercosur que se desarrollará los días 20 y 21 de julio en Córdoba (Argentina) y en la próxima reunión de la Comunidad Sudamericana de Naciones. “Será materia que conversaremos con los distintos presidentes para mirar cómo avanzar más bien en mayor integración y cómo podemos no tener medidas como éstas que -realmente- atentan contra una mayor integración”, señaló Bachelet.

A renglón seguido, explicó que si bien “los países pueden tomar decisiones internas, nosotros haremos todo lo necesario, haremos todo lo que corresponda, porque no nos parece una decisión comprensible, ni que vaya en la dirección de la mayor integración”.

Horas antes, el canciller -adelantando el mismo argumento de la integración esgrimido por Bachelet- reiteró que la medida del Gobierno trasandino resulta “bastante extraña, no es una práctica habitual en materia de comercio internacional y no ayuda mucho a la integración”.

Asimismo, Foxley indicó que el Gobierno argentino debió informar a Poniachik la decisión de aumentar los precios de los combustibles a los vehículos con patentes extranjeras. “Habríamos esperado que se le informara, puesto que no pasaron 48 horas cuando se aplicó la medida y la verdad es que ella no tenía idea que se estaba pensando en aplicar esta disposición”, advirtió en una entrevista con Radio Cooperativa. LN



¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Enlaces

Algunos sitios recomendados

    Secciones

    Todas las secciones del blog