Facebook Twitter Google +1     Admin

WIKILEAKS: ¿Cual es el tema?

por tribunachilena el 02/12/2010 13:42, en Opinion

20101202174253-wiki.jpg

Juan Francisco Coloane ( ARGENPRESS.info)

En el análisis alejado de las vocerías que promueven determinado objetivo político, esta filtración de nueva generación puede ser algo menos pedestre de lo que se debate, y tal vez peligroso. Que exista sesgo, xenofobia, racismo, prejuicio, inseguridades y ansiedades por expansión está en la naturaleza de las relaciones internacionales y el público no lo descubre ahora.

No es ni farándula rentable ni espionaje duro y es allí, en la zona gris de la ambigüedad donde puede estar el verdadero problema de lo que revela WIKILEAKS y por ahora no resta ni agrega.

Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, la política exterior de Estados Unidos es quizás la más abierta y conocida por el público, entre las llamadas potencias tradicionales. Un país al que se le ha llamado miles de millones de veces imperialista, tiene poco que esconder, por lo tanto hay un buen espacio para dudar de los objetivos de WIKILEAKS. Los que manufacturan o trabajan con la información pública del ángulo político que sea, no son inocentes palomas de la paz.

Es así que hoy sabemos más de la política exterior de Estados Unidos y de sus métodos que del origen y los objetivos de WIKILEAKS. La primera democracia en el mundo que se consolida en el liberalismo, está por su Constitución, obligada a protegerse estratégicamente con el liderazgo mundial y la defensa de la democracia. De esa forma su política participa activamente en los movimientos anticoloniales de las oligarquías criollas desde Filipinas pasando por Cuba y aterrizando en Chile con los asesores (Worthington y Bland) del Libertador Bernardo O 'Higgins. A partir de la Revolución Bolchevique, esa política exterior anticolonial se traslada a la esfera de la contención de la insurgencia leninista. No hay secretos, desde los dos Roosevelt, Franklin y Teodoro, hasta JFK, Nixon y Obama, Estados Unidos pretende liderar para la visión occidental de la democracia.

Esa conducta exterior se conoce en sus rasgos gruesos y en muchos aspectos específicos también. Se sabe con claridad cual fue la política con la China dirigida por Mao, el Chile de Allende, y en el presente, cuál es frente a la revolución bolivariana y Hugo Chávez. Ni hablar de Cuba. Todo está en letra escrita y abierta.

Los objetivos del Departamento de Estado están en su página web, y las operaciones encubiertas del peor calibre, se han desclasificado en varios períodos, la última en 2007. ¿Qué más se puede saber? Que Ronald Reagan en una entrevista en la revista Time declaraba que “La única forma para que los hispano-latinos respondan es con una patada en el trasero”. No se necesitaba de ninguna filtración. La única conspiración exitosa es la que no se denuncia. ¿En qué mundo vivimos ahora? ¿Una página web va a cambiar la política exterior de un país y la parte subjetiva de un líder con poder atómico?

Lo que no se sabe con detalles fiscalizados es el origen de WIKILEAKS, su financiamiento y sus objetivos reales más allá de los explicitados. Eso es grave y va más allá de los aspectos prácticos de la información y su utilidad.

El fenómeno mediático creado por la desproporción entre el cacareo de los medios y la utilidad práctica para las relaciones internacionales sugiere más bien lo inverso. Se ve como una filtración con información débil y descafeinada, o sea más bien “WEAKLY LEAKS”, donde el objetivo no se desprende con claridad.

La molestia de la Casa Blanca no apunta al mérito intrínseco de la filtración y el probable daño a las relaciones. La preocupación tiene que ver con el método y el objetivo especialmente en el período en que ocurre. Sucede bajo una presidencia como la de Barack Obama, que promueve oportunidades para iniciar el esperado giro en las relaciones internacionales en función de la paz, los equilibrios y la esquiva equidad, que está pendiente desde que se decretó el fin de la guerra fría. ¿O es que, por el peso de los hechos, crisis económica y política global, se está regresando a la lógica de los años 60, es decir, polarizar para cambiar? O sea, el regreso a plenitud de los neoconservadores que invadieron Irak, en Estados Unidos. ¿Esa es la idea detrás de WIKILEAKS?

Lo que sí se pueden observar son las repercusiones de un proyecto ostentoso por pretender más de lo que es. No es un nuevo fenómeno de la globalización como piensan algunos y no contribuye a limpiar el enrarecido ambiente de la política internacional, cuya eficiencia continuará funcionando con indispensable secretismo. Desde tiempos remotos la diplomacia opera en gran medida en base a lo que no está escrito. Aún más, la letra de tratados es violada por estados y privados en un marco de Derecho Internacional que no alcanza a normar la conducta entre las naciones. Ejemplos a la vista: el reclamo interpuesto por Perú contra Chile en La Haya y la actitud beligerante de Costa Rica contra Nicaragua en el asunto del Río San Juan.

Hoy ningún país se bombardea a diestra y siniestra, sin embargo después de las invasiones a Afganistán e Irak el mundo pos desplome soviético no alcanza a configurar un nuevo orden. Lo que existe es un intenso intercambio comercial que ha subordinado la política internacional a las reglas de su flujo. Detrás de la información, la estrategia es lanzar una cortina de humo con la cual se hace difícil seleccionar la paja del trigo. No ensancha la oportunidad del público para ver lo esencial y plantear el análisis en cuestiones más relevantes. Son filtraciones de documentos que exhiben lugares comunes y prejuicios privilegiando el chisme, cuya escandalera forma el perfecto colateral del artefacto mediático construido para obtener réditos.

El mecanismo de entregar información de supuesta confidencialidad, y la poca selectividad de los receptores, expresa lo adocenado del ambiente periodístico en general. Debido a esa tendencia a construir agendas desde lo mediático, se colocan temas menos relevantes de los que deberían preocupar a la ciudadanía. Por ejemplo: las raíces de la nueva ambición nuclear en los países; la matriz de avaricia, concentración y depredación en la concepción económica del sistema; el espíritu guerrero y destructor de la política; las ambiciones de supremacía de las naciones independiente de su tamaño.

WIKILEAKS no expone la parte más oscura de la diplomacia ni posiciona información “dura” respecto a objetivos o intereses estratégicos de los países, o soluciones para la paz, o como se gestan las decisiones para la guerra. Tampoco revela el mensaje de George W. Bush a Tony Blair para que éste le mienta al parlamento Británico respecto a las armas de destrucción masiva que NO había en Irak.

Expone con morbo comercial la parte más frívola para un nuevo festín de novedades internacionales con mucho potencial comercial para alimentar una alicaída industria de la información pública. A pesar de estas filtraciones, los elementos ocultos de la oscura industria de las relaciones exteriores continuarán por la senda de las operaciones encubiertas al servicio de los mega poderes reales, especialmente del capital transnacional que no da puntada sin hilo.

Con menos sofismas y menos hipocresía, WIKILEAKS debería entrar en el mundo corporativo del capital transnacional y exponer en esa misión la verdadera envergadura de su objetivo.

 

 



¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Enlaces

Algunos sitios recomendados

    Secciones

    Todas las secciones del blog