Facebook Twitter Google +1     Admin

“Nuestra internacional es el género humano” (II)

por tribunachilena el 06/01/2010 19:03, en Ciencia

20100106234127-andrs-1.jpg

LA LUCHA DE CLASES EN CHILE

¿Cómo se expresa la lucha de clases en el país?
“Hoy la correlación de fuerzas es favorable a las clases dominantes y esta es la base material sobre la cual se presenta la resistencia de las clases subalternas, retrocediendo a las formas más elementales. La ideología dominante, resultado de la actual organización del trabajo, sólo puede expresarse en los intersticios que la malla dominante le impone. La lucha de clases se expresa sobre la base de la solidaridad de los trabajadores y el pueblo, cuando toda la maquinaria de dominación impone una actitud individualista, el consumismo es para que el individuo compita con sus pares, entonces los espacios son demasiado pequeños.”

¿Qué significado tiene la poca participación en el plano electoral de los jóvenes?
“La falta de interés por inscribirse en los registros electorales (el actual padrón electoral no ha cambiado sustancialmente desde 1988), y una vez inscritos, el poco interés en cumplir con las obligaciones que esto implica, los niveles de abstención y votos nulo, todo ello importa un acto de desobediencia. No es algo casual. El desencanto, el agobio, la falta de interés, todo ello es una forma muy básica en la que se expresa la lucha de clases. El no estar “ni ahí”, también expresa lo mismo. Bien que esto puede ser administrado transitoriamente, pero si no fuera así no habría tanta preocupación por garantizar prácticas de “gobernabilidad”. Los gobiernos y las clases dominantes hablan por lo que les falta, no por lo que tienen garantizado. Cuando vas al supermercado y te dicen que dar dos o tres pesos del vuelto para esta u otra institución de “beneficencia” y te dicen que eso es “solidaridad”, es porque lo que falta es justamente eso: “solidaridad”.

La lucha de clases es mucho más que el clásico enfrentamiento concreto y nítido entre burgueses y trabajadores…
“Hay que tener en cuenta que las condiciones de existencia de las clases trabajadoras son las impuestas por un sistema abrumador de dominación y disciplinamiento. Cualquier forma que no siga el curso de los acontecimientos, cualquier falta de disciplina es hoy lucha de clases, por incipiente o estrechos que sean sus límites. La lucha de clases siempre existe, puesto que existen las clases de intereses irreconciliables. Y mientras persista la contradicción irresoluble entre capital/trabajo, independientemente de los distintos sabores en que se exprese y los distintos aliños con que se sazone. Que la lucha de clases se manifieste o no en formas políticas alternativas al statu quo es otro asunto, es parte de la acción política, no responde a ningún fatalismo, sino a la actividad organizada y planificada de las organizaciones políticas cuya meta es el socialismo o la forma más ambiguas y sutiles de superación del mismo. Y digo esto, porque hoy encontramos las más diversas explicaciones a lo mismo, y las mismas explicaciones para lo distinto, los retrasos en la conciencia socialista son enormes y una gran tarea a resolver. De ahí se puede comprender porqué es tan importante para la clase política dominante despolitizar a la población. De ahí que es tan importante mantener a las mayorías en la ignorancia del cómo se producen las relaciones sociales y cómo funciona el capitalismo en realidad.”

EL SUJETO

Gran parte de la izquierda ha empleado mucho tiempo en determinar el llamado “sujeto de la revolución”…
“El sujeto histórico es uno sólo: el ser humano. Es el ser humano víctima de las relaciones sociales que él mismo ayuda a constituir, tanto en la micro y macro circulación de las relaciones de poder. Es víctima y sujeto a la vez, objeto de la dominación y sujeto de la emancipación.”

¿Y hay diferencias sustantivas en la propia clase trabajadora?
“Las diferencias entre obreros, trabajadores y empleados son producto o de la ideología dominante o de la abstracción, da lo mismo. La cuestión que hay que entender es que el proceso económico, el proceso material de producción y reproducción -esto ya es redundante, pero valga para recalcar la continuidad del proceso- de las condiciones materiales de la vida de los seres humanos, es uno sólo y pasa por distintos momentos de carácter lógico que van desde la producción del excedente (que es lo que se llama plusvalía) a su realización. Es decir, en tanto consumo productivo o consumo final. Como todo lo que tiene que ver con el método histórico, materialista y dialéctico, la cuestión no responde a "modelos apriorísticos", sino a cuestiones que se resuelven en la práctica política y su correspondiente reflexión teórica. No se pueden dar respuestas parciales que quedan a mitad de camino en el proceso del conocimiento, en su fase abstracta, sin mediar ningún tipo de concreción. Esto implica que hay que estudiar la organización real e impura de la organización del trabajo en la formación social concreta, histórica, determinada. Hay que tener en cuenta de que por más capitalista que sea la formación social en ella conviven formas pre capitalistas de producción junto a formas más o menos desarrollada de la propia producción capitalista y su papel, lugar y misión en la división mundial del trabajo. Si estudiamos cómo se conforman las clases dominantes sabremos descubrir cuáles son los sectores más activos de la gran mayoría de la población de explotados y desposeídos. Las clases subalternas requieren de un grado de unidad y cohesión política para poder primero defenderse de las clases propietarias para luego constituirse como mayoría políticamente activa. Desde el punto de vista teórico, hay que además tener en cuenta de que el proletariado no preexiste más que como clase en las condiciones propias que el proceso de valorización del capital les impone. Sus condiciones de existencia como clases con proyecto político e histórico propio le imprimen un desarrollo en mayores grados de organización, movilización y conciencia de clase. Esa conciencia de clase se forja en la propia lucha y desarrollo como movimiento real, sobre la base de su propia existencia material y objetiva, y requiere de su participación política para terminar de constituirse en clase como tal. Proletariado no es una categoría meramente económica, es, por sobre todo, una categoría histórica que se determina por las condiciones reales y concretas en las luchas de los trabajadores y los pueblos. Esta constitución no es un modelo a priori. Es resultado del propio desarrollo de la lucha de clases, que primero se expresa en lo económico y luego en los niveles más altos al constituirse en una nueva hegemonía.”

NATURALEZA Y EMANCIPACIÓN

¿Qué relación existe entre la destrucción capitalista de la naturaleza y la emancipación de la Humanidad ?
“El trabajo no es la fuente de toda riqueza. La naturaleza es la fuente de los valores de uso (¡que son los que verdaderamente integran la riqueza material!), ni más ni menos que el trabajo, que no es más que la manifestación de una fuerza natural, de la fuerza de trabajo del hombre.” (Crítica al Programa de Ghota). Si no tenemos en cuenta al ser humano en su integralidad, continuaremos rengueando, es decir caminando en un solo pie.”

CHILE Y EL RESTO DEL MUNDO

¿Dónde está Chile en el concierto regional y mundial?
“Todas las pruebas empíricas demuestran que Chile ha sido el mejor alumno del liberalismo financiero. En el país se acentúan tendencias que se dan en Latinoamérica, mostrando que el proceso de privatizaciones (incluidas las formas encubiertas de las concesiones abiertas por el gobierno de Lagos), desnacionalización de los recursos naturales, extranjerización de la economía de bienes de capitales, la flexibilización del mercado laboral, la precarización del trabajo y la mercantilización de la educación, la salud, la seguridad social, entre otros aspectos cruciales para el desarrollo soberano del país, van en la dirección de poner fin definitivamente al sueño desarrollista. Y justamente en el bicentenario se termina por volver a transformar al país en un enclave capitalista, prácticamente de corte colonial en una nueva fase más desarrollada, para la obtención de recursos naturales, alimenticios y energéticos, y algunos tan vitales como los recursos marítimos e hídricos en tierra.”

¿Los candidatos a la presidencia del país guardan alguna distancia al respecto?
“La estrategia de recolonización al sabor del siglo XXI se está completando, y ninguno de los candidatos a presidente (Ni Frei, ni Piñera) tiene una estrategia de independencia y soberanía. Las celebraciones del bicentenario de la independencia de España son una vergüenza aún mayor que la denunciada por Recabarren con motivo del primer centenario. Nada que celebrar, decía Recabarren respecto del primer centenario. Más que doblemente nada que celebrar de cara al bicentenario. Estamos frente a un oprobio que sólo podrá efectuarse con características de celebración gracias a la poderosa maquinaria propagandística al servicio de las clases dominantes.”

LAS CONTRADICCIONES PRINCIPALES

¿Dónde crees que se encuentran las contradicciones actuales del período?
Las contradicciones son una malla compleja. Definirla como multicausal y compleja no ayuda sino sólo para empezar, pues nada nos dice de cuáles son más constituyentes que otras. Hoy, por ejemplo se levantan consignas en pos de una nueva constitución para la república, pero nada o poco se reflexiona de la necesidad de constituir una nueva república, de una segunda independencia. Esto se relega sólo a un asunto de cierta referencia romántica a las luchas en el pasado. Sin duda existe una visión romántica del pasado, lo cual no explica la necesidad de una segunda independencia, y tampoco la niega, sólo enfrenta la cuestión desde lo tangencial, evitando ir a la raíz de los problemas. Y así muchos otros asuntos, todos importantes, qué duda cabe. Los problemas del medio ambiente, por ejemplo. Algunos los reducen a una cosmovisión, no dando cuenta de que los propios cambios en el medio ambiente permiten constituir nuevas cosmovisiones. Entre el romanticismo, el reduccionismo (antes económico y hoy ecoculturalista), los fatalismos, nuevas formas de ortodoxia, etc., todas ellas pretenden obviar lo primordial: que vivimos en una sociedad capitalista altamente desarrollada (desde el punto de vista capitalista, obviamente); que nuestros destinos están atados, cómo piedra al cuello del ahogado, a los destinos del capital financiero mundializado; que nuestros gobiernos ni siquiera ya podemos de calificarlos de títeres, sino de meros administradores de la hacienda extranjera. Frente a todos estos problemas, lo fundamental es desarrollar una conciencia anticapitalista y antiimperialista.”

¿Pero si pudieras sintetizar en una contradicción esencial?
“Hoy la contradicción es barbarie capitalista o socialismo. Ello resume y unifica todas las contradicciones que se levantan sobre el actual patrón de acumulación capitalista impuesto por los consorcios transnacionales y custodiado por la reorganización del imperialismo como gendarme internacional.”

LA IZQUIERDA EN CHILE

¿Cómo observas a la izquierda en el país?
“La dispersión política no es más que un reflejo de las condiciones sociales y económicas del estado actual de la organización del trabajo, su precarización, las prácticas antisindicales, el desempleo, en general, la fragmentación de las condiciones de vida de los trabajadores y el pueblo en su conjunto. Todo se ordena en función de los intereses de la supeditación del país a los círculos de poder del capital financiero mundializado. Es decir, existe una gran dispersión y recién este último año hemos podido "tomar una cabeza de playa" que promete revertir tal situación. El 2010 pensamos consolidar esta nueva tendencia a la ruptura de la precarización de la vida de los trabajadores y el pueblo, para ello declaramos el 2010 como “Año de la Unidad ”.

¿Qué lugar ocupa el Movimiento de los Pueblos y los Trabajadores en la dinámica general que adviertes?
“Cada paso del movimiento real vale más que una docena de programas. Por lo tanto, si no era posible -y las circunstancias del momento no lo consentían- ir más allá del programa de Eisenach, habría que haberse limitado simplemente a concertar un acuerdo para la acción contra el enemigo común… Sabido es que el mero hecho de la unificación satisface de por sí a los obreros, pero se equivoca quien piense que este éxito efímero no ha costado demasiado caro.”. Lo expuesto por Carlos Marx en su Crítica al Programa de Ghota refleja con mucha fidelidad cuál ha sido el tono político que ha permitido la construcción del Movimiento de los Pueblos y los Trabajadores, es decir, si no somos capaces de ponernos de acuerdo en un programa integral para las transformaciones socialistas para Chile, al menos hemos de partir por la unidad para la lucha sobre demandas comunes para, de este modo, constituir una práctica y una reflexión común que nos permita crear las bases para la construcción política presente y futura.”

¿Qué es el MPT, sobre toda definición?
“El MPT es una alternativa al travestismo de una izquierda que vendió su alma por un reconocimiento económico y tuvo que pagar su precio con obsecuencia a la "oportunidad" de subirse a la mesa de negociaciones por la ventana y sobre los resultados de las luchas de resistencia de un amplio sector de la población. El MPT es la síntesis de una consecuencia, la forma que hemos encontrado para participar y hacer política desde los intereses de los trabajadores y el pueblo. Y se preguntarán muchos cómo sabemos cuáles son los intereses de los trabajadores y el pueblo, y es muy simple, siendo parte consustancial de una mayoría que tiene que trabajar para seguir sobreviviendo. Es una pregunta que no puede resolverse desde la mentalidad del funcionario, llámese al patrón Estado, ONG o institución partidocrática. El MPT está mandatado a sostener la esperanza y la realidad de que un Chile distinto no sólo es posible sino necesario, y que sólo puede ser resultado de la organización, movilización y conciencia de los propios trabajadores y el pueblo. También el MPT es la punta de lanza de un nuevo movimiento popular capaz de llevar adelante las transformaciones sociales y económicas que pongan en el centro los intereses que el capital financiero y la partidocracia no pueden llevar adelante sin contradecir sus propias cualidades esenciales, pues el objetivo de la maximización de las ganancias y la renta, está claramente a contrapelo de los intereses de las mayorías productoras de las riquezas que luego son arrebatadas para llenar las arcas de una casta parasitaria con oficinas en EEUU, Europa, Japón y el resto de los países centrales del sistema mundial del capitalismo.”

¿Cuáles serían las tareas a corto y mediano plazo del MPT desde tu mirada?
“El MPT tiene que dar respuesta a las coyunturas, la crisis económica, las elecciones, entre otras, pero lo más importante es que genere sus propias coyunturas imponiendo en la agenda pública, en la agenda política, los intereses de las grandes mayorías una y otra vez postergados por las clases políticas y las castas dominantes.”

EL PARTIDO

¿Cuál es la actualidad del marxismo en esta hora difícil?
“Para sintetizarlo, podemos decir que la vigencia del marxismo tiene que ver con la vigencia misma del capitalismo y la lucha de clases que él mismo genera. El marxismo no es más que una de las fuentes principales sobre las que abreva el pensamiento y la práctica anticapitalista y antiimperialista. Toda generación tiene que luchar contra su propia ortodoxia. Hoy tenemos que seguir desarrollando las prácticas emancipatorias a partir del análisis concreto de la realidad concreta sobre la cual nos toca resistir y construir el presente como historia. La reflexión sobre ello es el ámbito de lo teórico y del marxismo como síntesis que extiende, completa y ha de superar históricamente el continente abierto por Marx, continente aún no totalmente comprendido, cómo aquello del socialismo científico.”

Haz un paréntesis sobre ese aspecto…
El socialismo científico tiene que ver con la aplicación de los avances en las ciencias a las artes emancipatorias. No hay ciencia sin arte, tal como fuera expresado en la famosa tesis 11 en Ad Feuerbach. Hoy y aquí, no se trata de explicar de una u otra forma el capitalismo y el imperialismo, de lo que se trata es de superarlo históricamente. Hoy todos podrán estar de acuerdo en la necesidad histórica de una sociedad post-capitalista. A este proceso real y no a un ideal abstracto y a priori, es lo que llamamos socialismo.”

Se ha escrito y hablado tanto del socialismo…
“Existen muchos mitos, algunos tan absurdos de identificar al socialismo con “planificación económica”. Tan absurdo como sería identificar el capitalismo al keynesianismo o al monetarismo u otra variante de la teoría económica, sea aplicando el método vulgar o el método científico. El marxismo, el continente de acción y reflexión abierto por Marx, no es un modelo apriorístico que se tenga que “imponer”, es un método histórico de reflexión sobre la praxis real de los trabajadores y los pueblos en el tránsito de superar las condiciones históricas, transitorias, del capitalismo.”

Hay versiones del marxismo que nada envidian a instructivos de mecánica básica…
“Nada dogmático puede ser marxismo, este es el único axioma posible. Si no se fundamenta lógica e históricamente en la realidad concreta entonces no es el método desarrollado por Marx, así de simple. Si se aplica un método que no es capaz de soportar la crítica de la realidad, entonces el método tiene que modificarse. El método mismo es histórico, no es un conjunto de procedimientos escritos de una vez y para siempre. Para poder cumplir con estos presupuestos hay que tomar a los pensadores y las teorías por su lado “más fuerte”, para decirlo de alguna forma, y comprender que no existe una ciencia aparte que pueda ser denominada marxismo. El marxismo no es lo que vulgarmente se ha entendido desde las ortodoxias de turno por “socialismo científico”. Sería tan ridículo que llegaríamos a decir que existe una geometría burguesa y una geometría marxista. Si esto suena ridículo porque no habría de sonar ridículo hablar de una economía burguesa y una economía marxista o proletaria. La sociología, por ejemplo, como todo el conjunto de las ciencias sociales han sido desarrolladas prácticamente junto con el desarrollo del capitalismo, y esto no puede significar que una ciencia sea burguesa per se. Las ciencias, o el conocimiento científico, son también un campo donde se despliega las luchas de las clases, sus fracciones y alianzas transitorias.”

Frente al método marxista, ¿Qué es lo importante hoy?
“Hay muchos mitos, y hoy lo fundamental es desmistificarlo todo. Todo se evapora decían los clásicos, esto es tan cierto, que si algo no logra evaporarse por sí mismo, acerquémosle candela. Con el marxismo pasa lo mismo, si acaso alguien desde una errática ortodoxia afirma que es en sí mismo una ciencia, entonces pongámosle candela, pues no es lo mismo economía marxista que un acercamiento, un hacer marxismo en la crítica a la economía política y la política económica siguiendo y ampliando el método utilizado por Marx, el método crítico práctico: de lo abstracto a lo concreto.”

Un tema tabú tiene que ver con la pertinencia del Partido de la emancipación…
“Respecto de la concepción del Partido podemos responder sin temor a equivocarnos que es un asunto determinado por las propias condiciones que genera la lucha de clases. En Chile no partimos de foja cero. Por más retrocesos que hayamos experimentado, la experiencia histórica no desaparece ni se desvanece totalmente. El Partido es la condensación de la actividad política de los trabajadores y el pueblo, es su propia obra. Cómo todo, en la lucha emancipatoria de los trabajadores y el pueblo, el Partido no responde a modelos apriorísticos. Es la centralización política de la socialización de las distintas formas de resistencia a la dictadura del capital. Cuando decimos que nuestras concepciones no responden a "modelos" prefabricados, decimos que nuestras concepciones forman parte de la creación dinámica de las condiciones subjetivas del proceso de transformaciones sociales que se despliega desde el pie. Es la borra, el mosto de una fuerza que surge desde la unión de la tierra, el agua, el fuego y el trabajo útil de millones de hombres y mujeres concretos. Para nosotros el centralismo democrático es un contenido y no una forma particular de organizarse, es el movimiento esencial de la nueva sociedad que se gesta en el seno mismo de la sociedad actual. Es la forma más desarrollada de la construcción de un nuevo poder y hegemonía popular, y por tanto, no responde a los viejos cánones y paradigmas formales, partidocráticos, de hacer política. Por ello nuestra concepción de construcción política es parte orgánica de nuestra línea de construcción revolucionaria. Para que se entienda mejor: las formas que ha de adoptar son propias de la superación de las formas orgánicas tal como las hemos conocido hasta ahora. El Partido no es un fin, es un medio para viabilizar las tareas socialistas hoy, por tanto, es un estado mayor dinámico que concentra, prepara, profesionaliza y organiza generalizando las luchas del movimiento real. No inventa las formas de lucha; adquiere la suficiente flexibilidad para adaptarse y generalizar las mejores prácticas emancipatorias. Es producto del análisis concreto de la realidad concreta, es reflexión democráticamente centralizada que pretende adelantarse a los escenarios presentes y futuros de la lucha de clases y se organiza para garantizar su éxito. Hasta aquí nos ha dado resultados, no tenemos duda que lo seguirá haciendo, pues recoge las mejores experiencias de la historia de las luchas de los trabajadores y el pueblo, tanto en Chile, como en la región y el mundo entero. Si tuviéramos que resumir toda nuestra concepción y método tendríamos que decir que se basa en la acción y reflexión más vital que desde el presente como historia genera las condiciones para las transformaciones socialistas en esta formación social concreta llamada Chile, y es el movimiento esencial de toda historia futura. La emancipación social, obra de los propios trabajadores y los pueblos del mundo entero, es la conjunción de las tareas, de lo pequeño a lo grande, que hagan realidad la posibilidad objetiva del socialismo, como fase o período histórico a transitar en un época en que los hombres y mujeres toman conciencia de la necesidad de la erradicación de la actual sociedad de clases. Vivimos la época de la transformación definitiva del mono en hombre. De ahí que tan porfiadamente sostenemos que nuestra internacional es el género humano.”

Enero 4 de 2010

Pa ver la primera parte de esta entervista

- Visite el sitio de Amador Ibáñez, el chileno tras www.marxismo.cl



¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Enlaces

Algunos sitios recomendados

    Secciones

    Todas las secciones del blog