Facebook Twitter Google +1     Admin

LA ESTATURA ÉTICA DE UN LÍDER Y UNA REVOLUCIÓN

por tribunachilena el 06/12/2007 14:29, en Internacionales

20071206182942-10795.jpgPor Juan Andrés Lagos

En un mensaje dirigido al Presidente Hugo Chávez, el Comandante Fidel Castro ha destacado el altísimo valor ético del líder bolivariano y de la Revolución
Democrática de Venezuela, que aspira a la construcción del Socialismo del Siglo
XXI para esa nación.

 

Jefes de estado de diversos países, y de muy distintos signos políticos, han puesto de relieve el comportamiento ejemplar del gobierno de Venezuela en estas horas y en estos días.

No pocas claves esenciales para entender y comprender los resultados del referendo, están en las primeras palabras del Presidente Chávez, cuando se dirigió por cadena de radio y televisión a su pueblo y al mundo, minutos después de que el Consejo Nacional Electoral anunciara los estrechos resultados del proceso electoral.

En Chile, las grandes cadenas mediáticas vinculadas a los poderes fácticos que mantienen una campaña de odiosa descalificación a Chávez y al proceso bolivariano, no han trepidado en acentuar esta violenta acción, aún cuando en América y el mundo, muchos han terminado por reconocer la profunda convicción democrática del Presidente Chávez y del proceso que encabeza.

También la reaccionaria derecha chilena, histórica fuerza golpista y antidemocrática en nuestro país, asociada a una significativa parte de representación parlamentaria de la concertación, ha encabezado esta campaña de prepotentes infundios.

El tema no es menor, porque el gobierno del Presidente Chávez y él mismo, como jefe de estado, ha impulsado con fuerte voluntad política numerosas consultas soberanas al pueblo de Venezuela, tan trascendentes como este referendo.

Ahora, estos mismos sectores reaccionarios de Chile, que jamás han permitido ni han querido hacer la más mínima consulta al pueblo de nuestro país, que mantienen y sostienen una constitución política en lo esencial impuesta por Pinochet, y que se resguardan en procesos electorales que se realizan bajo una institucionalidad política antidemocrática y excluyente, tratan de mostrar este resultado electoral en Venezuela sin una historia política y social anterior, como si fuera la única vez que el pueblo de Venezuela se ha pronunciado en asuntos trascendentes, desde que comenzó el proceso
bolivariano encabezado por Chávez.

Se requiere, entonces, en Chile, profundizar con mucha fuerza la acción comunicacional y política que imponga la verdad.

Lo ha dicho el Presidente Chávez a sus adversarios y a quienes han apostado al golpe, al magnicidio, a la violencia fratricida para desestabilizar la instituciuonalidad de Venezuela, fundada en una constitución política que tiene el aval del Pueblo Soberano, tanto en su forma como en su fondo:"Maduremos políticamente, enfrentemos los procesos en adelante con una convicción democrática de que estamos en una democracia. Aquí no hay ninguna dictadura".
Es claro que el imperialismo norteamericano está en una ofensiva continental, y Venezuela es un obstáculo primordial para sus intereses, tanto económicos como geopolíticos. Una vez más, quienes se ponen de lado de Washington en esta ofensiva, argumentando lo increíble, deben asumir sus responsabilidades en los escenarios futuros del continente.

El gobierno norteamericano trata de revertir procesos sociales y políticos democráticos que golpean sus intereses, y no trepida en nada, absolutamente en nada.Nelson Haddad, destacado militante de la Democracia Cristiana de Chile, ex embajador de nuestro país, observador oficial del proceso electoral en Venezuela por el No a las reformas constitucionales, pocos días antes del referendo, en un canal de TV en Santiago, lanzó una acusación que no es algo aislado en el marco de la campaña que se lleva adelante aquí.

Calificó al gobierno del Presidente Chávez como "el nuevo fascismo".Claro, "populismo, dictadura, nacionalismo", son conceptos que derechistas y también concertacionistas han usado y usan en Chile para referirse a todos aquellos regímenes que en el continente se salen de la matriz política pos moderna que opera hegemónicamente en nuestro país, desde que comenzó la llamada "transición". También algunos de esos ataques han sido lanzados incluso en contra del saliente Presidente de Argentina.

El Presidente Chávez y su gobierno, una vez más, han dado una lección ética
para la acción política.

Es en este contexto, que la Revolución Bolivariana ha mantenido su principio fundamental. No ha sido Chávez ni su Revolución quienes han violado tal fundamento. Ese principio democrático esencial fue violentado por sus enemigos, por el golpe de estado organizado y respaldado por Washington, y que una declaración oficial del entonces gobierno chileno, en su momento también avaló.

Es también, en este marco, que hay que considerar asuntos no menores:
1) "Quiero que sepan que ni una sola coma de esta propuesta yo retiro.
Continúo haciendo la propuesta al pueblo venezolano. Esta propuesta sigue viva, no está muerta", ha señalado Chávez.

Por esa propuesta, votaron a favor el 49,29 por ciento de ciudadanos en el bloque A, y el 48,94 por ciento de los venezolanos en el bloque B. Es un respaldo al proyecto socialista, que representa un gran salto político y de conciencia, en el proceso de construcción hacia el Socialismo del Siglo XXI.

En medio de la durísima batalla que se libra, con el acoso imperial en todos los frentes, este es un resultado muy relevante.

2) Cerca de tres millones de ciudadanos se abstuvieron de votar en el referendo. No votaron, y sin embargo sí lo hicieron en anteriores procesos electorales. "Yo estoy completamente seguro de que la inmensa mayoría de esos tres millones de personas siguen con nosotros, que no votaron por el No tampoco. ¿Dudas?, ¿Temores?, ¿faltó tiempo?, ¿faltó capacidad para explicar?. A lo mejor", reflexionó el Presidente Chávez.

En posteriores declaraciones, él señaló que se debía ir hacia ellos para generar su confianza y convicción.

La propia oposición ha reconocido la Constitución Política de 1999, y si no es un recurso demagógico del momento, este será un logro más de la Revolución Democrática Bolivariana.

El proceso Bolivariano de Venezuela tiene grandes y fundantes fuerzas que lo legitiman, tiene una gran capacidad para seguir adelante y a la ofensiva. Reitero lo señalado en el artículo anterior: De su destino también dependen, en medida no menor, los destinos de los pueblos de América. Nuestro apoyo, en y desde Chile, debe incrementarse mucho más.

Si se analiza este resultado electoral en el marco constitucional que soberanamente el pueblo de Venezuela se ha dado, tras años de lucha, es cierto que no hay una derrota.

Como lo ha dicho el Presidente Chávez, hay otro "por ahora", para seguir construyendo, rodilla en tierra.

El autor es subdirector de Crónica Digital. Miembro de la Comosión Política del Partido Comunista de Chile y académico de las universidades ARCIS y de Santiago.

Santiago de Chile, 6 de diciembre 2007
Crónica Digital


¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Enlaces

Algunos sitios recomendados

    Secciones

    Todas las secciones del blog