Facebook Twitter Google +1     Admin

“La democracia en Bolivia está en peligro”

por tribunachilena el 19/01/2007 10:42, en Internacionales

20070119144237-foto17120070118210332.jpgEl prefecto del departamento, que se encuentra actualmente en el centro de una disputa con grupos sociales que exigen su renuncia, explicó a La Nación su visión del conflicto, contó las razones para abandonar la idea de convocar a un referéndum autonómico en su región y criticó al Gobierno de Evo Morales.



La Nación

Giannina Moyano

Cochabamba ha sido el epicentro, las últimas dos semanas, de una serie de movilizaciones de grupos sociales, afines al Gobierno de Evo Morales, que piden la renuncia del prefecto (gobernador) del departamento, Manfred Reyes Villa.

Esto a raíz de la idea del gobernador, perteneciente a la opositora agrupación ciudadana Alianza de Unidad Nacional (AUN), de convocar a un referéndum para establecer un régimen autonómico en la zona.

Reyes Villa es un capitán retirado del Ejército boliviano, que se ha presentado varias veces a la Presidencia del país y que ocupó la alcaldía de la ciudad de Cochabamba -la tercera del país- de 1993 a 1999. En diciembre de 2006 fue elegido, con el 53,2% de los votos, como gobernador del departamento del mismo nombre. Es desde ese lugar en dónde nos habla sobre el difícil momento que enfrenta y de la participación que le cabe al Gobierno central en el conflicto.

-A usted lo culpan de ser el responsable del revuelo social en su región, ¿qué opina sobre eso? Y si no es así, ¿cuál es la génesis de la crisis?

-Esto ha ocurrido porque la democracia en Bolivia está en peligro. Han tratado de derrocar al prefecto (gobernador) de Cochabamba y a los otros cinco que no somos de la línea del Gobierno. Incluso a través de leyes, como es el concejo departamental que antes tenía esa atribución. También han querido aprobar una ley en la Cámara de Diputados para censurar a los prefectos. Pero no lo han conseguido. Entonces han venido a atacar las seis federaciones de cocaleros, que ya son un ejército organizado y donde el presidente de ellas es el Mandatario (Evo Morales). La población indignada quería hacer una marcha pacífica por la ciudad, pero ellos (los cocaleros) destrozaron las tarimas, los equipos de sonido. El Ejecutivo pregunta “quién es el culpable”, pero que nos digan ellos por qué han venido a la ciudad.

-También se le critica por no haberse quedado en Cochabamba durante los momentos más álgidos.

-No sabía que estaban planeado semejante conflicto. Yo fui a La Paz a una reunión con los prefectos, para defender la democracia. Cuando nosotros estábamos en plena reunión ocurrió la confrontación y acá estaba el ministro de la Presidencia (Juan Ramón Quintana), quien podía haber parado la situación. Sin embargo, él ha comandado todo lo que ha pasado. Mejor que yo no haya estado en Cochabamba, sino hubieran dicho que yo era el autor. Ante esta situación el cardenal nos ha invitado a una reunión en Santa Cruz, donde él será el mediador y pidió al Gobierno que participe o vaya al lugar del conflicto, pero ellos lo han rechazado.

-¿Cómo califica la actitud que ha tomado el Gobierno?

-Todos los manifestantes son adeptos al Gobierno, el MAS ha encabezado toda la movilización. El Gobierno de Evo Morales decía “yo no soy, yo no estoy financiando”, pero los medios de comunicación han filmado todas las camionadas de víveres, que han traído para los manifestantes. Por ello, han tenido que destituir a dos funcionarios, pero de cuarta categoría, cuando sabemos que son instrucciones desde arriba. De dónde sacan tanto dinero para abastecer toda esa gente.

-Pero ¿qué piensa de las decisiones ha tomado la autoridad central?

-Hoy han tenido que decir que no puede caer el gobernador, porque de acuerdo a ley no puede. Sería un tema totalmente ilegal. Al Gobierno no le queda otra que no reconocer ese prefecto (paralelo) que ha puesto el cabildo.

AUTONOMÍAS

-¿Por qué surge la idea de convocar al referéndum cuando su departamento ya había rechazado la autonomía en la votación pasada?

-Porque el referéndum está dentro de la Constitución y el departamento no tenía la información de lo que significa la autonomía. Yo como prefecto transité en las 16 provincias mostrándoles que la autonomía no significa división, ni separatismo. Con esa información estoy seguro de que íbamos a ganarlo. Eso no le ha gustado al Gobierno y ha desatado su furia mandando a los sectores cocaleros a incendiar la prefectura, además un referéndum es una mera consulta y si los ciudadanos están en desacuerdo dirán no.

-¿Continúa empeñado en convocar al referéndum autonómico?

-A fin de evitar mayor confrontación he declinado esa posición. Hay dos mecanismos para convocar un referéndum: uno que sea convocado por la autoridad electa y la otra por iniciativa ciudadana. Cualquier ciudadano tiene que llenar el 8% del patrón electoral con firmas y lo puede hacer. Yo sólo he sido el canalizador, ya que ha habido más de 80.000 personas que se han reunido para pedir que se haga el referéndum. Pero, a fin de evitar mayor confrontación, he decidido no hacerlo. Pero otra instancia lo puede llevar en cualquier momento adelante.

-¿Aceptará presentarse al referéndum revocatorio impulsado por el Gobierno?

-El Presidente, al ver que no nos ha podido sacar por la vía de la violencia, ha presentado el referéndum revocatorio, que no está dentro de la Constitución. Sin embargo, ha dicho que está presentando un proyecto de ley para ello. Yo he manifestado que quiero ser el primero en someterme a él. Lo que me preocupa es que el Presidente ha dado un paso atrás y dijo que será sólo para los que obtuvieron menos del 50% en la votación, los otros no. Aquí no se trata de porcentajes, sino de la evaluación de la gestión de todos los que han sido electos. Yo ya estoy viendo todos los temas de la prefectura, pero no puedo ir a sentarme como si nada ha pasado. Quiero que los organismos internacionales sepan lo que está ocurriendo en el país. Hemos hecho cartas a Bruselas, a Estados Unidos, para que sepan que la democracia en Bolivia está en peligro y que en cualquier momento se va a volver a atacar a la democracia.

-¿Sigue temiendo una “guerra civil”?

-La ciudad de La Paz está igual y Santa Cruz también. Cochabamba ha sido el inicio de lo que podía ser esta confrontación, porque han sido los ciudadanos los que han salido con palos y escudos en una expresión de indignación, por la forma violenta en como los está llevando el Gobierno.

-¿Cuál será su estrategia para calmar a los movimientos sociales?

-Los movimientos sociales son incitados. He estado constantemente en las provincias siempre con acuerdo con los campesinos. Que yo haya estado haciendo gestión, es lo que ha molestado al Gobierno. Pero nosotros vamos a crear los acercamientos con los sectores sociales de todo el departamento, para terminar el conflicto.



ORGANIZACIONES SOCIALES ANUNCIAN PARO EN LA PAZ

El lunes, La Paz, capital boliviana, amanecerá con todos sus servicios paralizados y con las oficinas de la Gobernación tomadas. Así lo adelantaron ayer organizaciones vecinales y sindicales de la vecina ciudad de El Alto, que adoptaron la medida para conseguir la renuncia del gobernador del departamento, José Luis Paredes.

Estos grupos acusan a Paredes -opositor al Gobierno de Evo Morales- de seguir con la línea separatista adoptada por su símil de Cochabamba, Manfred Reyes Villa.

La sindical Central Obrera Regional de El Alto sumó fuerzas ayer con la Federación de Juntas de Vecinos de la misma ciudad, tras concluir el plazo de 48 horas que le otorgaron a Paredes para que dimitiera.

Ante tales presiones, el gobernador de La Paz enfatizó que no renunciará y que las motivaciones “vandálicas” de sus detractores son más políticas que de defensa del interés de la población.

En tanto, en Cochabamba los ánimos están más calmos. A pesar de que aún continúan algunos manifestantes en el lugar, no se registró ayer ningún hecho de violencia

Pero quien dio la gran sorpresa fue Morales que el miércoles dijo que convocaría a un referéndum revocatorio que alcanzaría todos los cargos de elección popular, incluso al Presidente de la República.

Sin embargo, Morales precisó ayer que a esa instancia sólo serán sometidos los funcionarios que hayan obtenido menos del 50% de las preferencias, lo que excluye al Jefe de Estado, que obtuvo el 53,7% de los votos.

Frente a ello, el diputado del bloque opositor Podemos, Fernando Messmer, dijo que “es absolutamente reprochable que quiera hacer una ley a su medida. Es una burla y una falta de seriedad”.



¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Enlaces

Algunos sitios recomendados

    Secciones

    Todas las secciones del blog