Facebook Twitter Google +1     Admin

Chile sigue amenazadopor la bota militar

por tribunachilena el 20/12/2006 19:37, en Nacionales

20061220233705-neonazis-2.jpg

Las recientes exequias por la muerte del ex dictador, criminal y ladrón Augusto Pinochet, viene a confirmar una vez más las diversas denuncias que se han hecho en torno del proceder de la conducta militar y en especial del ejército chileno, los que siguen defendiendo lo que ellos llaman la “obra” de la dictadura militar, con sus secuelas de muertes, desapariciones, presos políticos y miles de chilenos que tuvieron que padecer el exilio y la pobreza creciente bajo su régimen.

Por otro lado, y como suelen decir los chilenos, los altos mandos de las Fuerzas Armadas sin excepción, no “están ni ahí con la democracia tutelada” que ellos mismos dejaron. Los altos mandos de las FFAA y su cuerpo de oficiales, siguen contaminados con la Doctrina de la Seguridad Nacional, que fuera elaborada por el Pentágono yanki, para someter a los pueblos latinoamericanos a “través de la bota militar y sus planes cóndor”.

El ejército de Chile, cuyo Comandante en Jefe es Oscar Izurieta, el cual debiera ser llamado a retiro de forma inmediata por la presidenta Bachelet, por la conducta sostenida una vez producida la muerte del aborrecido ex dictador. A nombre de su institución Izurieta dio a conocer una inserción pagada y publicada en el diario golpista El Mercurio, en donde además de sentir la muerte del general en retiro, alude a él como “ex Presidente de la República”, contradiciendo la determinación de la primera mandataria, de no declarar duelo nacional y menos rendir honores de Estado, a quien violara la legalidad vigente hasta el 11 de septiembre de 1973 y que posteriormente se auto designara Jefe de Estado.

En su alocución de despedida al “chacal del pacifico”, el sedicioso militar señalo: “Dejemos a la historia un examen objetivo y justo respecto de su protagonismo en los procesos políticos, económicos y sociales en los cuales le cupo participación, agregó para destacar que se trata de un hombre que en su momento debió trasponer los umbrales de su profesión para asumir la conducción del Estado.

En consecuencia su carrera militar especialmente la que desarrolló como general de la República, no puede hacerse soslayando al dimensión política de sus actuaciones, pues en él se fundan el soldado y el jefe de Estado, afirmó.

Pero en la ceremonia de despedida realizada por el ejército chileno, se produjo un hecho aún más grave, como fue la intervención de unos de los nietos del ex dictador Pinochet, que emitió una provocadora arenga, el primero con marcado carácter político en medio del funeral del ex militar, efectuada en el Patio Alpatacal de la Escuela Militar, allí el nieto del ex dictador que lleva

su nombre y que subió uniformado en su calidad del capitán de Ejército. Junto con expresar que es imposible resumir en pocas palabras su obra manifestó quizás sea esa misma mirada lo que lo convirtió en uno de los líderes más prominentes de su época a nivel mundial. Se trata de "un hombre -dijo- que derrotó en plena guerra fría al modelo marxista, que pretendió imponer su modelo, no mediante el voto, sino más bien derechamente por el medio armado. Sí el fue un hombre de temple especial".

En este plano el abogado español Joan Garcés es muy claro al respecto cuando señala, que el Ejército chileno, al rendir honores militares al fallecido ex dictador chileno, incurre en sedición frente a las autoridades republicanas.

En declaraciones vertidas para medios de prensa chilenos, el abogado, amigo y colaborador del asesinado presidente Salvador Allende (1970-73) señaló que el código de justicia militar sanciona la rebelión y la sedición.

"Por consiguiente, el hecho de que hoy se esté rindiendo homenaje a un general que se levantó en armas contra las instituciones de la República técnicamente puede ser calificado como que el Ejército de hoy en Chile sigue en estado de sedición frente a las instituciones republicanas", expresó.

El abogado Garcés manifestó que el problema de fondo es cómo la presidenta de la República "no ha podido invocar (el hecho de) que este general se sublevó contra la República".

"Chile sigue siendo el único país en el mundo en el que el jefe del Estado no puede remover a un general que se le indisciplina", subrayó el abogado que ha mantenido querellas contra Pinochet en causas por violaciones a los derechos humanos y por sus cuentas bancarias descubiertas en el Banco Riggs de EEUU, procesos que están a cargo del juez Baltasar Garzón.

"Que un general que se ha sublevado contra las instituciones de la República, que ha dinamitado todos sus pilares y suprimido libertades, sea objeto de un homenaje en la Escuela Militar es un mensaje a la oficialidad militar intrínsecamente anti republicano", puntualizó.

Eso es extremadamente grave para el futuro político del país", agregó."No me cabe en la cabeza que la presidenta de Chile haya autorizado voluntariamente y de buen gusto un semejante acto", recalcó y añadió que ello es "extremadamente grave para el futuro político del país".

En cuanto a la democracia imperfecta chilena, el abogado y analista político señaló que la sociedad chilena está intentando recuperar sus valores republicanos y hacerlos efectivos. Advirtió, sin embargo, que queda todavía "bastante camino por recorrer como los propios protagonistas de Chile reconocen. Los hechos que están ocurriendo hoy en la escuela Militar lo demuestran", subrayó.

Pero eso no es todo, mientras en Chile siga reinando el imperio de la política y la seudo cultura de la dictadura militar, institucionalizada con la Constitución del 80 y remozada cosméticamente por el gobierno del ex presidente Ricardo Lagos, es muy difícil que en Chile se produzca un reencuentro de todos los chilenos y menos se dará paso a la tan cacareada reconciliación nacional.

El gobierno de Michelle Bachelet, tiene la obligación moral de llamar a una Asamblea Constituyente para la elaboración de una nueva Carta Magna, que sea representativa y ratificado por todos los chilenos. Mientras no ocurra eso, Chile seguirá teniendo una democracia restringida o tutelada por la mafia de los altos mandos de las fuerzas armadas chilenas, que están coludidas con los grandes empresarios, las trasnacionales y los partidos políticos de la extrema derecha, representados por la UDI y RN.

La necesidad de tener una nueva Constitución, es una tarea de primer orden, así como también es importante tener un sistema electoral auténticamente democrático, en donde no quede nadie, pero absolutamente nadie, de su derecho a tener representantes populares en el parlamento de la nación, eso sin duda contribuirá a ir dando por superados todos los enclaves autoritarios heredados de la oprobiada dictadura militar y que aún permanecen en la institucionalidad política existente en el país del cono sur.

Finalmente, aludiendo a las opiniones expresadas por Joan Garcés, diríamos que en Chile se necesita de una democratización real y efectivas de las Fuerzas Armadas de este país, para así, poner fin a la conducta que hemos observado en estos días de parte de miembros de las FF.AA. , que ante la muerte del dictador, han recibido el repudio de todos los chilenos a través de todo el territorio nacional, con múltiples demostraciones y carnavales realizados en las calles por el pueblo chileno, repudiando a lo que fue su dictadura, al empresariado nacional que apoyo el régimen militar y al pinochetismo encabezado por la Alianza por Chile (UDI-RN).



¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Enlaces

Algunos sitios recomendados

    Secciones

    Todas las secciones del blog