Facebook Twitter Google +1     Admin

Nanas y chefs peruanos abren ventana para negocios en Chile

por tribunachilena el 01/11/2006 10:15, en Ciencia

20061101141507-285287336-334d24b93c-m.jpg

No resulta extraño hoy que en la mesa de las familias chilenas se prepare con cierta continuidad un plato peruano. Unas de las explicaciones que encuentran los vecinos del país del sur es la presencia de un gran número de empleadas del hogar, conocidas como las nanas. Si bien la cifra de compatriotas en este país alcanzaría los 80.000, resulta difícil determinar --incluso para la embajada peruana-- el número exacto de mujeres que trabajan en las tareas domésticas y que aportan todo su bagaje culinario. "La broma más común aquí es que las nanas son un producto con valor agregado", resalta medio en broma y medio en serio el agregado comercial de la embajada peruana en Chile, Francisco Morales Bermúdez. Con ellas, la papa a la huancaína, el lomo saltado y el ají de gallina se han convertido en el mejor aporte peruano.

"En los últimos cinco años ha habido una presencia muy fuerte de este servicio en las casas de Santiago. Como tenemos arraigada nuestra cultura y siempre queremos mostrar lo nuestro, han hecho conocida nuestra comida. El chileno ya está haciendo suya la comida peruana, la come en su casa, cuando va al restaurante. Va al mercado y también la encuentra", señala el chef peruano Emilio Peschiera, que tiene cuatro restaurantes de mantel largo en Santiago.

Además del aporte desinteresado de las nanas peruanas hay una fuerte presencia de restaurantes peruanos. Durante los últimos 10 años han crecido en número y variedad. Solo en Santiago debe haber unos 50 restaurantes peruanos, comenta Peschiera, quien tiene establecido tres locales de nombre El Otro Sitio y un cuarto llamado Emilio, que abrió hace seis meses y ofrece una culinaria más personal sin perder el toque peruano.

"Hay todo tipo de cocina, desde pollos a la brasa y cebicherías hasta restaurantes de mantel largo", resalta. Su último local esta en Vitacura, que es el equivalente a San Isidro en Lima. La respuesta por este interés en la comida peruana --explica Peschiera-- es su variedad y elaboración. "No están acostumbrados al grado de preparación, con bastante más sazón. Aquí la comida es más básica", señala.

PRODUCTO PERUANO
La misión empresarial peruana que llegó a Chile, encabezada por la ministra Mercedes Aráoz, se dio con la sorpresa de que en el Mercado central La Vega de Santiago se puede encontrar maíz morado, yuca, camote, cebolla roja y productos que antes no se veían en este país.

Aquí, por condiciones climáticas, es difícil el cultivo de estos vegetales. Hubo algunos resultados exitosos, como en el norte de Chile donde se empezó a cultivar el rocoto, pero no es lo común. Se hicieron intentos por sembrar choclo, camote anaranjado y yuca, pero el terreno no lo permitió. Es decir que deben venir del Perú.

Este escenario abre una gran ventana de oportunidades para nuestros productos. La buena noticia es que los grandes supermercados chilenos, que facturarán este año US.800 millones, esperan ofrecer en sus anaqueles antes de un año hortalizas y otros vegetales de procedencia peruana, comida criolla enlatada y otros productos procesados. Así lo informó el presidente de la Asociación Gremial de Supermercados de Chile (Asach), Fernando Alvear, quien ya tuvo una primera reunión en Lima con empresarios que elaboran condimentos, bebidas, dulces, vegetales embolsados, saborizantes, galletas, cereales, harina de maca, alimentos procesados, entre otros.

El 60% de la población chilena compra sus víveres en los supermercados. Y existen más de 700 en todo el país. El 11% de lo que venden es importado, es decir unos US0 millones al año. La participación de los productos peruanos sería mínima, pero Alvear considera que eso puede revertirse en el mediano plazo. "La comida peruana se ha ido convirtiendo en una costumbre", comenta. La cadena Líder, que tiene el 35% de la torta de participación, sería uno de los interesados en traer nuestros productos.

Además de los alimentos que no se pueden cultivar en el país, otro inconveniente es la estacionalidad. "Tenemos paltas, pero el Perú produce todo el año. Aquí solo hay de agosto a diciembre. Lo mismo ocurre con el espárrago", señala Alvear. Los chilenos también carecen del limón pequeño y muy ácido del norte del Perú, el más indicado para hacer cebiche y pisco sour.

No cabe duda de que los empresarios peruanos que ingresen a este mercado tendrán mucho que agradecer a nuestros migrantes y a los chefs que decidieron salir a explorar nuevas oportunidades. La mesa está servida.

SEPA MÁS
Alimentos enlatados
- Las comidas enlatadas peruanas tienen muchas posibilidades de ingresar con éxito en los supermercados chilenos, afirmó el empresario sureño Fernando Alvear.

- La marca Appetit, de Redondos, con su comida criolla enlatada ya ingresa a Japón y eso la convierte en candidata favorita para comenzar a vender ahora mismo en Chile.

- Faltaría realizar las gestiones ante los ministerios de Agricultura de ambos países para los permisos sanitarios.



¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Enlaces

Algunos sitios recomendados

    Secciones

    Todas las secciones del blog