Facebook Twitter Google +1     Admin

CRECEN LAS SOSPECHAS

por tribunachilena el 28/07/2006 14:58, en sin tema

20060728185859-z79.jpgLa ONU denuncia que sus observadores asesinados por Israel pidieron 10 veces el cese de los ataques a su puesto

Un primer informe de Naciones Unidas sobre la muerte de cuatro de sus observadores en un ataque israelí en Líbano asegura que éstos pidieron en 10 ocasiones a las tropas que pararan los ataques antes de ser alcanzado su puesto por un misil guiado de precisión, según la BBC y la CNN. La denuncia refuerza la sospecha de que los funcionarios podrían haber sido asesinados para forzar un alto el fuego en un momento que las tropas comienzan a sufrir severas bajas en Líbano.
El martes, un día antes de la celebración de la llamada conferencia de Roma, fueron asesinados por la aviación israelí cuatro funcionarios de la ONU, hecho sobre el cual Kofi Annan dijo que fue "aparentemente deliberado".

El asesinato, sugestivamente, se concretó a horas de la realización de un evento diplomático internacional donde la secretaria de Estado norteamericano, Condoleezza Rice, tratará de imponer un plan judeo-norteamericano de intervención en Líbano.

Los funcionarios de la ONU pidieron en 10 ocasiones a las tropas que pararan los ataques antes de ser alcanzado su puesto por un misil guiado de precisión, según la BBC y la CNN.

Las llamadas se produjeron en las seis horas previas al fallecimiento de los observadores y después de cada una de ellas, el oficial israelí prometió que pararían los ataques, según la misión de Naciones Unidas en el Líbano, UNIFIL.

Los asesinatos tuvieron lugar anoche en la ciudad de Khiam, al sur del Líbano, y Naciones Unidas no ha revelado todavía la nacionalidad de las víctimas, aunque Pekín ha anunciado que uno de los fallecidos es chino.

Otras fuentes -citadas por la CNN y la BBC- señalaron que las otras víctimas tendrían nacionalidad canadiense, austríaca y finlandesa.

Tres de los cadáveres fueron recuperados de entre los escombros, según ha informado UNIFIL, y todavía falta por localizar el cuarto.

La portavoz de la ONU Marie Okabe destacó que éste no es el primer ataque israelí cerca de la base de la ONU en Khiam, ya que durante el mismo día se produjeron 14 incidentes con disparos. El edificio quedó totalmente destruido a causa del ataque.

Por su parte, el secretario general, Kofi Annan, expresó su consternación por el ataque. "Estoy conmocionado y profundamente desolado por el ataque deliberado de las Fuerzas de Defensa Israelíes contra un puesto de observación de la ONU", declaró en un comunicado. Además, pidió a Tel Aviv que abra una investigación sobre el ataque.

"El general Alain Pelligrini, el comandante en jefe de la ONU en el sur del Líbano se puso en contacto en repetidas ocasiones con los oficiales israelíes a lo largo del martes, enfatizando la necesidad de proteger el puesto de la ONU", añadió Annan.

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, llamó por teléfono a Annan y le expresó su "profundo dolor" por la muerte de los cuatro observadores por un "error". Aún así, expresó su desaprobación por las acusaciones del secretario general de la ONU de que los militares israelíes apuntaron al puesto de Naciones Unidas.

La UNIFIL, creada en 1978, ya había denunciado que no podía supervisar el alto el fuego, su verdadera función, desde que empezaron los enfrentamientos el pasado 12 de julio entre el Ejército de Israel y la milicia chíi Hezbolá.

La denuncia de la ONU se produce en un momento en que las fuerzas invasoras judías comienzan a experimentar severas bajas frente a la guerrilla que, según los reportes internacionales, las emboscan en acciones relámpagos, y ya le han producido más de 14 muertos este miércoles.

La apreciación es que, de no mediar un alto el fuego en las próximas horas, las fuerzas invasoras israelíes pueden comenzar a desgastarse y desmoralizarse en una guerra asimétrica con Hezbolá, una guerrilla con alta capacidad de movilidad, experta en emboscadas y en combate urbano, que puede empezar a infligirles bajas severas a las tropas judías. (Ver: Cuál es el plan y qué puede pasar en la invasión terrestre de Israel a Líbano).

Este lunes, en un discurso televisado, el líder de Hezbolá, Sayed Hasan Nasralá, dijo que "no podemos aceptar ninguna condición humillante para nuestro país, nuestro pueblo y nuestra resistencia".

Nasralá afirmó que la resistencia a la agresión israelí, en la que han muerto 418 personas en Líbano y 42 israelíes, estaba entrando a una nueva fase.

Esto indica claramente que la guerrilla libanesa, más allá de lo que se decida en la conferencia de hoy miércoles en Roma, no va a acatar ningún cese del fuego.




¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Enlaces

Algunos sitios recomendados

    Secciones

    Todas las secciones del blog