Facebook Twitter Google +1     Admin

La DC chilena contra Chávez

por tribunachilena el 12/07/2006 15:04, en sin tema

La beligerancia contra el líder venezolano es otra muestra de la decadencia intelectual y moral de los líderes de un partido que un día encarnó los ideales del humanismo cristiano

Hugo Latorre Fuenzalida
(26/06/06)

LA ODCA (ORGANIZACIÓN Demócrata Cristiana de América), conducida por Gutember Martínez; la DC, de Chile, conducida por su esposa Soledad Alvear; la Cancillería chilena, a cargo de Alejandro Foxley; y el ministro Genaro Arriagada, ahora articulista de El Mercurio, están todos al unísono contra Venezuela en su aspiración de pasar a integrar el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y presionan al gobierno de Bachelet para que Chile no dé su voto al Presidente Hugo Chávez.

¿Razones para no querer la presencia de Venezuela?

Obviamente no les gusta Chávez. Más aún, lo consideran su enemigo político. Las razones están a la vista, el líder venezolano destronó a la corrupta oligarquía partidocrática de AD y COPEI (Democracia Cristiana) en ese país petrolero y ha impedido, con su accionar "populista", que vuelvan a asomar la cabeza como alternativa seria en la actual democracia venezolana.

Han hecho de todo para liquidar al régimen de Chávez, incluso han maquinado estrategias para derrocarlo, junto a los sectores más reaccionarios del partido Copei instalados en la ODCA que preside Martínez. Soledad Alvear, entonces Canciller de Lagos, declaró, también el Presidente, más temprano que nadie, casi madrugando, su apoyo al golpe de "Carmona el breve", dejando a Chile y al presidente Lagos en el más grande de los ridículos diplomáticos que haya conocido el Estado chileno en democracia, pues a las pocas horas el Presidente legítimo retomó el poder y Chile se quedó con la espina atravesada en la garganta de su accionar torpe, imprudente e ilegítimo, por demás, pues se estaba entrometiendo descaradamente en la situación interna de un país históricamente amigo de Chile y respetuoso en extremo en sus relaciones con nosotros.

Cortaron la cabeza a un embajador, en circunstancias de que debió costarle la cabeza a la Canciller, para salvar la imagen de un presidente Lagos menoscabado y ridiculizado; a ese nivel debió ser la guillotinada, no tan abajo en el escalafón de las responsabilidades; pero Lagos no se la pudo, no se atrevió. ¿Por qué?

Venezuela perdonó el condoro chileno y apoyó a Chile en el tema energético cuando Argentina no pudo cumplir sus compromisos en el problema del gas; también apoyó la postulación chilena en la OEA y ha estado ofreciendo a Chile asociarse en estratégicas empresas de energía a nivel regional.

Pero estos DC chilenos, que miran fijamente a Estados Unidos cual embelesados idólatras, no son capaces de ver que cuando se establece una relación de dependencia entre países desiguales el único resultado posible es el servilismo de esclavos a amo. Esto no lo digo yo, sino que lo han señalado gente de mucha más experiencia humana y política: Michel de Montagne, Simón Bolívar y Diego Portales.

ARGUMENTOS MISERABLES
¿Qué argumentos tienen y esgrimen estos señores de la DC? Que Chávez está instalando un régimen de dudosa cualidad democrática; los más disparatados le acusan directamente de estar instaurando una dictadura. Bueno, este argumento lo pasaremos por alto, pues se caen por sí solos y no merecen análisis; son una estupidez.

Que Chávez se alía con regímenes de "izquierda": el pobre de Gutember Martínez y Genaro Arriagada llegan a preguntar: ¿qué izquierda es la que pretende formalizar Chávez, la democrática o la que lleva en el poder 45 años? La respuesta es obvia: la que está en el programa bolivariano de gobierno. Esa izquierda es más democrática que la "izquierda" que practica la Concertación en Chile y más transparente que la que practica Bush en Estados Unidos, puesto que hace lo que promete en los programas (y no al revés, como acontece acá) y no dicta leyes que limitan las libertades ciudadanas y los derechos humanos, como en Estados Unidos de Bush.

¿Que se entromete en los asuntos de otros países? ¿ Acaso la Cancillería chilena no metió las narices en el proceso antichavista en Venezuela? ¿Acaso la Cancillería no metió las narices en el golpe de estado en Haití, contra un Presidente democráticamente electo? ¿Acaso no ha metido fuerzas militares en ese país, después de derrocado el Presidente Aristide, sólo para congraciarse con EE.UU., luego que se vio forzada a plantear una negativa puntual, de plazos (que no definitiva) a la intervención norteamericana en Irak? Porque no sigamos legitimando el mito de que Chile se opuso a EE.UU. No, la propuesta de Lagos fue esperar que la Comisión inspectora terminara su tarea y luego votar el sí... Era el mismo voto de Blair, el otro interventor en Irak. Las cosas en su lugar.

¿Qué otro argumento esgrimen la DC? Que Chile debe aliarse a Estados Unidos, pues, como dice Foxley, "somos el país más amigo y confiable a EE.UU.” ¿ Pero acaso EE.UU. no ha sido un país interventor desde más de un siglo en América Latina? ¿Acaso no ha intervenido siempre en apoyo de los plutócratas, dictadores, corruptos y sátrapas que favorecen sus intereses en la Región? ¿No intervino en el Chile de la Unidad Popular, acaso? ¿Entonces qué tiene de censurable que Chávez ayude a los países y candidatos que le son favorables a su propuesta y visión bolivarianista? Tiene todo el derecho a ayudar a candidatos y a países que apoyan su proyecto, siempre que lo haga dentro de los cauces del juego democrático, tal como lo hicieron Italia y Alemania con la DC chilena por muchas décadas, y con la Alianza Democrática en la lucha contra Pinochet... ¿O ya se olvidaron de esas ayuditas?

No, el problema es otro, amigos de la DC: es que ustedes saben que si no se sacuden de Chávez, la DC desaparecerá del mapa en Venzuela y eso les duele en su camiseta, en sus intereses de dirigentes fantasmagóricos, desencarnados, que ya no tienen arraigo popular, no tienen juventud, no tienen más que el timbre oficial y el recuerdo de días de gloria personal, que ya se terminaron, al parecer, para siempre.

El otro problema es que les conviene estar congraciados con el amo del Norte; es mucho más prometedor de granjerías políticas y personales que lo que pueda prometerles Chávez y su régimen, pues ahora ya no hablamos de intereses de país, tenemos que limitarnos a hablar de intereses de castas politocráticas que están perdiendo apoyo, sustento social y popular y a las que sólo les queda la dependencia de amos poderosos que les aseguren sombra y cobijo.

 





COMENTARIOS DE LECTORES

* Los opositores de Chávez irónicamente le llaman a su país "República Bolibanana de Venezuela", expresando con eso que Chávez ha convertido al país de Andrés Bello en una república bananera. José María Muñoz

* Si Chávez fuera rubio seguro que lo tratarían mejor
José María Muñoz

Cuando Argentina fue gobernada por Ménem nadie decía nada, ni tampoco cuando este individuo se pasea libre por Chile como una estrella de cine, con toda la prensa de la frivolidad y la estupidez atrás. Cuando Alan García, que se robó medio Perú, visita nuestro país apareciendo en los medios con el DC Foxley y como grandes amigos; o Fujimori, que entra a Chile como Pedro por su casa siendo prófugo de la justicia peruana, nadie dice nada. Tampoco, a estas alturas, nada dicen contra Castro, ni contra Kirshner, el ex candidato vociferante antichileno. Lo que más diferencia con Chávez a estos prohombres es que son "blancos", o al menos, pálidos. No faltarán las viejas estúpidas que votaron por estos personajes por ser para ellas lindos o con clase; aunque sean malandrines tanto o más siniestros que Chávez. Sobre Huguito Chávez, Presidente de la "República bolibariana" de Venezuela, como dicen sus opositores allá, que sea corrupto y haga fraude en las elecciones, que sea un ladrón y sinvergüenza, que regale los recursos de su país o que opine con duras palabras contra otros rufianes de Latinoamérica, tampoco es importante y queda en segundo plano, al lado del racismo con que se le mira.

Lo que más molesta la sensibilidad de la DC o de la Derecha y a casi todo el mundo, incluyendo a los venezolanos opositores que lo consideran un "marrón", es que Chávez tiene rasgos indígenas como Evo. Tal vez si se blanqueara como Michael Jackson, o se tiñera el pelo como Myriam Hernández, acá y en otras partes sería mejor recibido, se rodearía con un aura de romanticismo, como el Ché Guevara, y haría suspirar, incluso, a la propia María Angélica Cristi; y quizás, también se olvidarían de sus pecados los propios beatos de la difunta Democracia Cristiana.



¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Enlaces

Algunos sitios recomendados

    Secciones

    Todas las secciones del blog